16/05/2019 – Los perros son famosos por su sentido del olfato. Los perros cuentan con casi 220 millones de receptores olfativos (comparados con nuestros 5 millones). Esto hace que puedan percibir olores que para nosotros son indetectables. Ellos pueden detectar olores en partes por trillón y cualquier cambio en cualquier patrón de olores.

Como lo indica el canal de cable PBS, “varios expertos han reportado historias de la exactitud del sentido del olfato de perros. Una de ellas detalla cómo un perro ‘encontró’ un paquete plástico lleno de marihuana, dentro de un tanque de gasolina.”

Cáncer:

La condición por la que son más famosos los perros es por detectar cáncer. Los perros han sido capaces de oler una gran variedad de tipos de cáncer, desde cáncer en la piel, hasta cáncer en el seno o en la vejiga.

Hay muchas historias que cuentan de un perro que está obsesionado con el lunar de uno de sus dueños. Luego de algún tiempo, el dueño descubre con el médico que lo que tiene en el lunar, es cáncer. Por ejemplo, el diario Canada Free Press escribió de una mujer cuyo perro “siempre olía un lunar en su pierna superior, pero ignoraba el resto. De hecho, el perro había tratado de morderla en el área del lunar. La mujer fue con su médico, le extirparon el lunar y al examinarlo, confirmaron que era un melanoma maligno.”

En el año 2006, entrenaron en un estudio a cinco perros para detectar cáncer, basándose en muestras para oler. Una vez entrenados, los perros pudieron detectar cáncer de seño con 88 por ciento de exactitud y cáncer de pulmón con 99 por ciento de exactitud. Los perros pudieron detectar el cáncer, en las 4 distintas etapas.

Narcolepsia:

La narcolepsia es un desorden del cerebro que afecta la habilidad de controlar el ciclo del sueño. Esto puede significar que una persona repentinamente se duerma, aún en la mitad de una tarea. Es una condición bastante peligrosa, pues alguien con un ataque de narcolepsia puede lastimarse cayéndose dormido al suelo.

Mary McNeight, Directora de la Academia de Perros de Servicio, ha trabajado con perros de servicio para detectar narcolepsia desde 2010. Ella se ha dado cuenta que los perros detectan un olor cuando el ataque está por ocurrir. “Es un cambio bioquímico en el cuerpo. No sabemos qué olor es en particular, pues no tenemos la fineza del olfato canino”, indica a la revista Sleep Review.

En un estudio publicado en 2013, el Dr. Luis Domínguez-Ortega, encontró que dos perros entrenados detectores 11 de 12 pacientes. Esto lo hicieron, usando solamente muestras de sudor. Esto demuestra que los perros pueden detectar un olor específico al desorden.

Bajón de azúcar:

Los perros están también ayudando a personas con diabetes cada vez más. Dog4Diabetics es una organización que entrena y ubica perros con personad dependientes de insulina. Los perros reciben entrenamiento extenso para poder detectar y alertar a sus dueños de cambios en sus niveles de azúcar.

Un estudio publicado en 2016 en el diario Diabetes Care, determinó que los perros pueden detectar isopreno. Este es un químico natural común, que se encuentra en la respiración humana y que aumenta significativamente cuando hay un bajón de azúcar. Los humanos no pueden detectar el químico, pero los investigadores creen que los perros son particularmente sensibles al mismo.

Share Button