30/05/2019 – Cuando vemos que nuestra mascota tiene un puntito que se mueve en su pelaje, ya sabemos qué molesto animal es. Las pulgas son tan inesperadas, como desesperantes para tu mascota. Es probable que nos preguntemos si las soluciones cargadas de químicos son saludables para tu mascota. Algunas no son tan saludables para los niños en casa.

Si deseas evitar medicamentos o productos anti pulgas con químicos, hay varios remedios naturales que puedes usar.

Collar anti pulgas natural:

Si no deseas comprarle a tu mascota un collar con químicos, puedes probar esta versión natural que sugiere la revista Reader’s Digest. Compra un collar de algodón para mascotas. Luego, colócale una de las cuatro mezclas para collar siguientes y déjalo secar. Refresca la mezcla en el collar de forma semana.

Para gatos: 1 cucharada de vodka sin sabor más una gota de aceite esencial de geranio. O si no, 1 cucharada de vodka sin sabor más una gota de aceite esencial de madera de cedro.

Para perros: 1 cucharada de vodka sin sabor, una gota de aceite esencial de romero, una gota de aceite esencial de tomillo y aceite de un diente pequeño de ajo.

Nemátodos:

Los nemátodos son parásitos, con forma de gusanos. Hay muchos tipos distintos de estos y algunos pueden ser beneficiosos porque se alimentan de pequeñas pestes, como las pulgas. Se pueden comprar nemátodos en los viveros. Mezcle con agua y rocíelos en el jardín, indica SF Gate. Los Nemátodos necesitan humedad de forma regular, por lo que deberás regar tu jardín cada dos días. Esto asegurará que los nemátodos sobrevivan.

¿Funcionarán los nemátodos? Todo de depende del tipo de suelo de tu jardín. De acuerdo con la Universidad de Florida, no hay suficientes estudios en nemátodos para confirmar la efectividad, dependiendo del suelo. Sin embargo, puede que tengas el suelo adecuado y sí funcionen. Valdría la pena probar.

Repelente de limón:

Un repelente que se usa común mente para alejar mosquitos, pero también puede servir para alejar pulgas, es el limón. Una forma fácil de prepararlo es cortar el limón en cuatro partes, cubrirlo con agua hirviendo y dejarlo enfriar toda la noche. En la mañana, rocía la mezcla en tu mascota. Ten cuidado con tus ojos, pero trata de enfocarte atrás de sus orejas, alrededor de su cola y debajo de sus piernas.

Share Button