06/12/2019 – Para quienes tienen gatos en casa, para ellos un árbol puede un un objetivo a trepar o derribar, más que un adorno. Para tranquilidad de muchos y no perder los estribos con los felinos de casa, les compartimos algunas formas de volver su árbol ‘a prueba de gatos’:

  1. Escoge tu árbol tomando en cuenta a tu felino: Es mucho más probable que tu gato tenga la intensión de trepar un árbol natural que uno de plástico. Así que, no sólo para preservar nuestros pinabetes, sino para reusar por décadas un buen árbol, lo mejor será inclinarse por uno de plástico.
  2. Coloca obstáculos en el camino: Dependiendo del tamaño de tu árbol, podría servir colocar latas de aluminio en el camino. A los gatos en general (siempre hay excepciones) no les gusta rascar o introducir sus garras en aluminio, así que puede ser algo funcional.
  3. Trapea con algo que no le guste: podrías trapear el área inmediatamente cercana a tu árbol con agua y vinagre diluido. Lo suficiente para que tu no lo huelas, pero suficiente para que a tu gato no le agrade.
  4. Usa cuerdas: y si todo lo anterior no funciona, a veces no queda más que resignarse, usar adornos a prueba de golpes y amarrar el árbol de varios ángulos. 🙂
Share Button