14/04/2020 – El escenario planetario ha cambiado. Cada hogar se ha convertido en un lugar donde existe una dinámica diferente, pero una situación común en la cual uno de los factores comunes es la incertidumbre. Para algunos, ha resultado algo que está siendo llevadero. Pero para muchos otros, representa tedio, aburrimiento y desesperación por salir a las calles de nuevo y recobrar su rutina cotidiana.

La realidad y los estudiosos nos indican que esta situación durará más tiempo que el esperado por muchos. Además de la evolución de lo que una pandemia representa, probablemente no estábamos preparados para el actual escenario. Pero si podemos prepararnos para el futuro a partir de los mismos principios de la naturaleza.

.

Resiliencia:

La Resiliencia es la capacidad de superar una situación fortuita y restablecer un funcionamiento en el cual podemos seguir adelante con nuestras vidas. La naturaleza nos ha demostrado tener una capacidad resciliente increíble. A pesar de la gran contaminación que reina en todo el planeta, en pocos días vimos cómo de nuevo especies silvestres salían a las calles y buscaban encontrar medios de supervivencia.

En muchos entornos urbanos vemos como muchas especies han encontrado la manera de sobrevivir y adaptarse a un medio completamente diferente al natural de donde provienen, encontrar alimento y refugio, pues estos son principios fundamentales para sobrevivir.

Adaptación:

Vemos entonces que la adaptación es otro de los principios fundamentales para poder superar una crisis o una situación inesperada. Se le atribuye a Darwin este pensamiento “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”. Esto es una realidad. El escenario que se presenta es algo que debemos tomar en cuenta para un mediano y largo plazo, para afrontar de la mejor forma esta etapa de nuestra existencia.

Para lograr tener mayor Resiliencia, es necesario reconocer el contexto actual de nuestras vidas. Para el área rural representarán retos diferentes, aunque en su entorno en relación a la naturaleza resulta más cercano el poder obtener el sustento diario o aprender a cómo obtenerlo, retornar a las actividades agrícolas y abastecerse de alimento, vemos también que sus áreas naturales han sido depredadas y contaminadas y como impacto de ello no contar con áreas fértiles.

Para este escenario, es necesario elaborar un diagnóstico asociado a su precariedad, falta de educación y costumbres arraigadas de uso de leña y tala de bosques nativos, entre otros. Todo esto ya no tendrán cabida si desean salir avante. Los cambios necesarios serán responsabilidad de entres gubernamentales, sociedad civil, ONG´s y pobladores de cada lugar.

En lo que respecta al área urbana, existe un entorno completamente enfocado a encontrar cosas hechas, comida rápida, alimentos empacados, ropa fabricada en serie, internet y telecomunicaciones de fácil acceso. Este escenario presenta muchas opciones para ocupar provechosamente el tiempo, si se tiene disciplina y recursos necesarios. Al mismo tiempo, podría convertirse en una fuerte barrera a romper, pues algunas personas se están enfocando más en pasatiempos improductivos, que luego cobrarán su factura.

Qué hacer:

La mejor forma de aprovechar esta situación es, a partir de este momento, realizar las siguientes acciones que sugerimos:

  • Realizar un análisis del contexto particular actual a partir de su situación económica, familiar y laboral.
  • Establecer prioridades a partir de ese análisis.
  • Toda situación tiene un antes, durante y después. Estamos en el durante y aún con tiempo para planificar el después inmediato y de mediano plazo  para una mejor perspectiva a largo plazo.
  • Usar como base modelos de Economía Colaborativa o Economía circular donde se aprovechan mejor los recursos y son amigables con el medio ambiente.
  • Observar el comportamiento de la naturaleza y aprender de la forma en que se restaura a partir de diferentes situaciones sin la intervención de los humanos.
  • Mal de muchos… oportunidad para hacer alianzas”. No estamos pasando solos por esta situación así que hacer alianzas de diferentes tipos nos será de gran utilidad. Todos poseemos diferentes fortalezas y recursos que si unimos fuerzas, nos harán subsistir de una mejor forma e incluso potenciar nuestros recursos a mediano y largo plazo.
  • Un día a la vez, no podemos solucionar toda la situación de una sola vez por lo que es necesario tomar decisiones a corto, mediano y largo plazo.
  • Escuchar noticias para estar al tanto de la situación, pero no convertirlo en un hábito de cada minuto. Esto permitirá que aprovechemos bien nuestro tiempo y no caer en desesperanza o nerviosismo innecesario.
  • Errar es de humanos. Permitámonos confundirnos y aprender de esos errores para poder capitalizar ese aprendizaje.
  • Manejemos de forma adecuada los residuos de nuestro hogar y oficinas (si aun esmos iendo) para poder convertirlo en algo útil en nuestras necesidades cotidianas.
  • Enfoquemos nuestras compras en Consumo Responsable y prioricemos los artículos que son nutritivos, naturales y sobre todo que no generen gran cantidad de residuos.

Como   Ecociudadanos, nuestras actividades para cuidar del medio  ambiente empiezan en casa. Esta es una gran oportunidad para poder adoptar hábitos más responsables con nosotros mismos, para superar esta situación y mejorar nuestro medio ambiente. #Quedateencasa y aprovecha lo mejor posible esta oportunidad de crear nuevos hábitos.

Estaremos realizando Lives en Instagram y Facebook, capacitaciones y cursos formales parte de Educando Verde. Puedes estar pendiente de estas actividades en nuestras redes sociales abajo. También enviarnos mensaje a través de nuestras redes o contactarnos a informacion@ecociudadanos.org.

Share Button