21/07/2020 – Hoy en día resulta poco extraño que eventualmente aparezca un enjambre de abejas en un entorno urbano. La cantidad de áreas verdes que ha sido ocupada por construcciones conlleva la destrucción de árboles, entornos naturales y en algunos casos, el hábitat natural de animales como las abejas. En otras ocasiones, podría ser el resultado de la falta de alimento en los lugares donde se encuentran. Esto podría ocasionar que estas migren en busca de un mejor hábitat.

Esta semana tuvimos la suerte de que uno de estos enjambres visitara nuestra sede. Para poder rescatarlas fue necesario acudir a un experto en el tema. Acudimos al agrónomo Pablo Rodríguez. Él cuenta con un apiario de aproximadamente 30 colmenas de varias especies.

Así se rescataron:

La intervención del Ingeniero Rodríguez para rescatar las abejas fue de lo más interesante y meticulosa. De acuerdo a sus palabras “las abejas son el insecto más importante del planeta y deben ser tratadas con todo cuidado y respeto”. Este comentario se notó en la forma en que cautelosamente pudo lograr que el enjambre se trasladara hacia una caja que sirvió para llevarlas a su destino.

El interesante procedimiento inició con la utilización de humo para poder calmarlas y que fueran trasladadas sin daño alguno hacia la caja que traía con él. El ingeniero incluso las tomó con sus propias manos sin que las abejas le atacaran.

Nos explicó el agrónomo que los primeros tres días en las que llegan las abejas no tienen un comportamiento agresivo, y que de no ser molestadas, en ningún momento atacarán. Las que recibimos de visitantes eran abejas africanas y hay que hacer la salvedad, que hay una gran diferencia entre las abejas africanas y las africanizadas. Estas últimas sí han presentado reportes de agresión debido al cambio genético al que fueron sometidas y que les predispuso ese comportamiento, no por naturaleza.

El comportamiento de las abejas al ser trasladadas:

Durante el tiempo en que las abejas estaban siendo trasladadas, pudimos notar el aleteo y el zumbido de las que ya se encontraban en la caja. Nos explicó el agrónomo que esto lo hacen para generar feromonas. Estas feromonas las detectaban las que aún no se han agrupado y con ello, logran mantenerse todas juntas.

Además, otra de las características que nos explica el agrónomo, es que estas abejas probablemente procedían de algún enjambre que se dividió en dos y que pertenecían algún apiario. Esto, por su comportamiento respecto al humo y también porque sabían cómo mantenerse juntas y trasladarse a la caja.

También notamos que las abejitas se posicionaban en las orillas de la caja y sostenían a las otras que estaban en posiciones inferiores. Esto significa que están prontas a elaborar un panal, siempre y cuando encuentren las condiciones necesarias para poder tener supervivencia, alimento, agua y un lugar seguro.

Lo anterior se dificulta muchísimo debido a que en el entorno urbano cada vez hay menos áreas verdes y jardines que tengan flores. Todo esto es necesario para la supervivencia de las abejas y que puedan generar su propio alimento. Es posible que las abejas hagan durante el día un recorrido aproximado de 10 kilómetros, para poder encontrar alimento y regresar a sus colmenas.

Todo el conocimiento que podamos aprender de las abejas nos permitirá cuidarlas mejor. En ocasiones se ha sabido de lugares en los cuales las abejas son atrapadas y rociadas con jabón para matarlas, lo cual es completamente incorrecto e inaceptable.

¿Qué podemos hacer si llega un enjambre a nuestra casa?

  • En primer lugar, buscar expertos en manejar abejas. En este caso podrían incluso llamarnos a Ecociudadanos, para coordinar la visita del Ingeniero Rodríguez.
  • En algunos casos llaman a los bomberos, pero generalmente muchos de ellos no cuentan con la capacitación y lo que hacen es exterminarlas o ponerlas en jabón lo cual las lleva a la muerte.
  • Si existe un enjambre, lo recomendable es no acercarse para evitar molestarlas o que se asusten y por temor procedan a atacar.
  • Tratar de mantener la calma y evitar hacer ruidos estridentes o escandalosos cerca del enjambre para no asustarlas.
  • Si deseamos conservarlas, de igual forma es necesario informarnos cuál es el procedimiento para cuidarlas o si es conveniente tenerlas.
  • Tratar de mantener en nuestros hogares plantas que son propias para la subsistencia de las abejas tales como tomillo, menta, albahaca, romero también flores como girasoles, margaritas, amapolas, y petunias entre otras, y en el caso que llegaran aunque fuera de paso pudieran tener alimento para subsistir y continuar su camino.

Como podemos notar, las abejas son sumamente beneficiosas y necesarias para la humanidad. Sin ellas no habría polinización y por lo tanto, tampoco alimentos. Aunque existen otros polinizadores, la abeja es la que realiza la mayor cantidad de este trabajo.Esto es beneficioso para todas las especies, incluyendo los humanos.

#Quedateencasa y continúa aprendiendo sobre las maravillas de la naturaleza y cómo los Ecociudadanos podemos contribuir a mantenerla en armonía y en beneficio para todos.

Si deseas recibir más información sobre estos temas en nuestras capacitaciones virtuales y  participar activamente como voluntario de Ecociudadanos pueden contactarnos en nuestra fp Ecociudadanos o al correo información@ecociudadanos.org

Share Button