16/06/2020 – Junio ​​es un mes muy especial para el medio ambiente. Se celebra el Día Mundial de los Océanos y hoy, 16 de junio, ¡el Día Mundial de las Tortugas Marinas! Estos días han sido reconocidos para crear conciencia sobre impactos que las actividades humanas están generando en el océano y los habitantes que dependen de él.

Nuestros océanos han sido contaminados con toneladas de plástico, basura, productos químicos, aceites y muchas otras sustancias, afectando todo el funcionamiento de estos ecosistemas y una gran cantidad de especies, entre ellas, a las tortugas marinas, que actualmente se encuentran en peligro de extinción. Pero, ¿Cómo le daremos importancia a su cuidado y conservación si no las conocemos ni sabemos lo increíbles que son?

.

Las tortugas son reptiles que respiran aire y habitan en aguas oceánicas tropicales y subtropicales en todo el mundo. Algunas especies pueden sumergirse hasta 900 metros, ya que pueden soportar una enorme presión. No tienen dientes y sus conchas están formadas por más de 50 huesos fusionados. Nadan a playas específicas (regresan siempre a la misma playa) en diferentes países para anidar sus huevos. Según la especie, pueden poner hasta 250 huevos en un nido y tardan alrededor de 60 días para incubar.

Se estima que solo 1 de cada 1,000 crías sobrevivirá hasta la edad adulta. Algo interesante es que cuando anidan sus huevos la temperatura de la arena determinará el género de la tortuga. Si la temperatura de la arena es más fría nacerán más machos y si es más cálida, nacerán más hembras.

¿Te has preguntado qué especies de tortugas marinas podrías encontrar en las costas guatemaltecas?

En la costa del Pacífico

  1. Parlama (Lepidochelys olivacea): Anidan de julio a octubre.

Se considera la tortuga marina más abundante en los océanos actualmente. Se alimentan de cangrejos, medusas, almejas, caracoles y algunas algas.

  1. Tortuga negra (Chelonia mydas agassizii): Anidan de mayo a agosto.

Son las únicas que anidan en las Islas Galápagos. También anidan en la costa del Pacífico de América Central y del Sur, poniendo alrededor de 70 huevos.

En la costa del Caribe

  1. Carey (Eretmochelys imbricata): Anidan de mayo a noviembre.

Comen moluscos, algas marinas, crustáceos, erizos de mar, peces y medusas. Su principal amenaza es la explotación comercial por la belleza de su caparazón, con el cual realizan artesanías y otros productos.

  1. Tortuga verde (Chelonia mydas): Anidan de febrero a marzo.

Las tortugas verdes reciben ese nombre debido a su dieta basada en hierbas marinas y algas enraizadas, lo que le da a su grasa un color verdoso. Tienen pequeñas cabezas redondeadas y un caparazón liso.

  1. Caguama (Caretta caretta): Anidan de mayo a octubre.

Tiene una cabeza muy larga u mandíbulas fuertes que le ayudan a para masticar cangrejos, moluscos y otros invertebrados marinos. Su mayor amenaza es la pérdida del hábitat de anidación debido al desarrollo costero, la depredación de los nidos y los disturbios humanos como la iluminación costera que causan desorientaciones para las tortugas.

En la costa del Pacífico y el Caribe

  1. Baule (Dermochelys coriacea): Anida de diciembre a febrero en el Pacífico y de febrero a abril en el Caribe.

Son las tortugas marinas más grandes, los machos pueden alcanzar hasta 2.6 metros y pesar hasta 2000 libras. El Ártico y El Atlántico son los únicos océanos donde no vas a encontrarlas.

Ahora que conocemos a las tortugas que visitan nuestras costas, ¿por qué crees que es tan importante su conservación?

Se considera a las tortugas como especies clave, esto quiere decir que juegan un papel importante para apoyar la función y el equilibrio del ecosistema. Son muy importantes en la cadena alimenticia. Es decir que colaboran en el control de especies.

Las tortugas también sirven de alimento para otras especies que consumen sus huevos, crías y juveniles. La tortuga de carey limita el crecimiento de las esponjas de mar y así ayuda a mantener los arrecifes de coral. La tortuga verde, la única considerada principalmente herbívora, ayuda a mantener y renovar las praderas de plantas submarinas, entonces las tortugas también ayudan al mantenimiento de los hábitats y proveen hábitats para otras especies al morir, ya que estas aprovechan sus caparazones vacíos.

A pesar de su trayectoria a lo largo de la historia y la dinámica que mantienen con otras especies, las tortugas marinas están siendo amenazadas por diferentes causas y se encuentran en peligro de extinción.

FLAAR Mesoamérica ha trabajado con Semillas del Océano para promover el conocimiento de las especies de tortugas marinas en Guatemala. Puedes utilizar el material educativo que juntos hemos creado para aprender más de ellas y los océanos en nuestro país ingresando a: www.semillasdeloceano.org/material-educativo

Si deseas conocer más sobre flora y fauna de Mesoamérica visita nuestras páginas. www.flaar-mesoamerica.org www.maya-ethnobotany.org www.maya-ethnozoology.org

Share Button