26/03/2020 – Si bien las precauciones para protegerse del COVID-19 que recomienda la OMS para una madre embarazada, son prácticamente iguales a las dadas para el público en general, todo indica que ella no puede transmitirle la enfermedad al feto.

Esto último puede significar que los bebés son más resistentes al virus. Si es así, esto podría ofrecer algunas pistas de cómo trabaja el COVID-19 y cómo podría tratarse. Al momento, no está claro por qué los niños parecen estar en tan poco riesgo. Es posible que sus síntomas sean muy distintos, de la misma forma que los de la varicela. Los síntomas de la varicela en niños son mucho más leves que los de adultos.

Las autoridades de los Estados Unidos de América indican que han podido identificar muy pocos casos de niños con coronavirus. Esto no significa que no sean suceptibles al virus, ni a portarlo. De hecho, un estudio reciente en China encontró que de los más de 72,000 casos registrados en el Centro de Control y Prevensión de Enfermedades de China, 416 eran niños menores de 10 años. Este número es muy bajo, menos del 0.01%. Es posible que los niños sí se contagien e incluso, que lo transmitan, pero sin mostrar síntomas severos. Todos ests niños tienen al menos un miembro de su familia infectado y se han enfermado, al enfermarse su pariente.

Otro punto interesante, es que este porcentaje de niños hospitalizados, es bastante similar a los reportados durante las epidemias de SARS o de MERS. Estos dos son también otro tipo de coronavirus, similar al COVID-19.

Share Button