03/12/2019 – El nombre de Guatemala proviene de Quauhtlemallan, que significa lugar de muchos árboles. Pero ya va quedando como un mero dato histórico, pues la devastación de nuestros bosques es cada vez mayor. Particularmente en esta época, el uso de las coníferas como árboles navideños decorativos.

Por muchos años se han establecido procedimientos para controlar la tala de árboles en estas fechas, precisamente porque se enfocan en especies endémicas de Guatemala. Estas especies ya están catalogadas como especies protegidas en los listados de CONAP y quienes insisten en talarlos o comercializarlos, cometen un delito penalizado con multas y cárcel.

A pesar de ello la depredación continua año con año y es necesario retomar el tema de informar a la población sobre esto. Sobre todo para quienes tienen la costumbre de comprar “arbolito de navidad”.

Entre las especies que se encuentran en estas categorías podemos mencionar pino, ciprés y pinabete todas ellas en sus diferentes especies. Las regiones guatemaltecas donde existe mayor número de éstas son Peten, la Biosfera Maya, en Sierra de las Minas y en la Sierra Madre. Aunque existe el esfuerzo para protegerlas, este no es suficiente ante las amenazas de diferente tipo.

Tanto los pinos como los pinabetes son los más comúnmente vistos y sus hojas son utilizadas para regar en el suelo y por su aroma. Esto sucede tanto en épocas navideñas como en festividades en diferentes localidades. En su mayoría, las personas que los cortan buscan áreas donde son nativos o invaden propiedad privada para cortarlos.

Algunas empresas se dedican a la comercialización de éstos y cuentan con licencias para ello. Estas empresas venden ramas de los árboles y otras arboles de 3 o 4 de años que son talados y llevados a los hogares como “arbolitos de navidad”.

Los compradores, en su mayoría, poco saben del esfuerzo que para el planeta conlleva. Pues para que este crezca durante esos años deberá absorber agua, requerir de nutrientes provenientes de la tierra y haber superado plagas u otro tipo de riesgos naturales.

La función que los árboles realizan es fundamental para la supervivencia humana y de otras especies. Su contribución a generar el oxígeno que respiramos, retener, filtrar y purificar el agua que llega a los mantos acuíferos y mantener la humedad del ambiente. También sirven de hogar a muchas especies que cada vez encuentran menos lugar para vivir debido a los incendios y la tala de árboles, lo cual conlleva a la disminución de la Biodiversidad.

Las consecuencias de la desaparición de los árboles es muy grave para la supervivencia humana y de otras especies. Por esto, en esta época de reflexión hacemos un llamado para que los árboles sean preservados, para que cambiemos costumbres como la de talar o desramar un árbol para tenerlo dentro de la casa y que este termine en la basura a principios de enero.

¿Cómo podemos tener una decoración más ecológica y amigable con el medio ambiente?

  • Poner en práctica las 3R´s, utilizar ramas caídas o troncos, decorarlas con nuestro ingenio de forma que tengan vistosidad, con listones de colores luces y adornos de la época.
  • Hacer nuestras propias esencias naturales con restos de cáscaras de frutas cítricas y poner aromatizadores en la casa, de modo que la fragancia con olores del árbol de nuestra preferencia inunde nuestro hogar.
  • Reutilizar un árbol artificial que podemos guardar año con año, al final de su vida útil separar las partes que podríamos utilizar para otro fin y el resto ponerlo dentro de un ecoladrillo.
  • Existen viveros que “rentan” árboles y los retiran cada cierto tiempo, estos están vivos y plantados en una maceta, lo cual permitirá que al finalizar la época navideña puedan ser ubicados en forma definitiva o podrían pasar un año más esperando a ser parte de las festividades.
  • Evitar comprar arboles talados, incluso si los promocionan que han sido plantados con este fin, por las razones previamente descritas.

Sin lugar a dudas hay muchas costumbres de estas fechas, que afectan negativamente al medio ambiente. Como seres humanos responsables, es importantes aprovechar esta época para reflexionar sobre el futuro de nuestros hijos y nuestro propio presente, los árboles son necesarios para nuestro bienestar y su lugar está en la naturaleza, pensar que aún hay muchos nos llevará a dejar nada y aumentar el riesgo que las futuras generaciones no tengan un lugar propicio para vivir.

Conocer sobre estos temas ayudará a mayor bienestar y cuidado del Medio Ambiente. Si deseas recibir más información de nuestro programa Educando Verde y cómo participar activamente como voluntario de Ecociudadanos, pueden contactarnos en nuestras redes sociales abajo o al correo información@ecociudadanos.org

Share Button