La basura que está llegando a las playas pierde sus características iniciales por la sal del mar, el sol y su fricción con elementos naturales. Fotografía: Cindy Lorenzo, 2018

10/03/2020 – Para muchos de nosotros, es sentido común que nuestra basura debe ser depositada en un basurero, ¿verdad?  Sin embargo, hoy en día nuestro planeta demanda mucho más que esa simple acción.  Y es que toda nuestra basura (aún la que depositamos en un basurero) puede llegar a las playas y mares a través de los ríos y el viento.

Una vez la basura llega a nuestras playas es muy difícil recogerla y poder darle una nueva vida útil.  Esto se debe a algo llamado “degradación”. Este el proceso en el que los productos pierden sus características como “la elasticidad” o la “transparencia” (en el caso de los plásticos) y comienzan a verse opacos y se fragmentan con facilidad.

Fotografía de la desembocadura del río Motagua. Semillas del Océano: 2018

Sin embargo, la “degradación” no es lo mismo que la “biodegradación”.  Debemos entender que son COMPLETAMENTE DIFERENTES y aquí te lo contamos:

  • Un producto degradable es un producto que se fragmenta.  Sin embargo, estos fragmentos se quedan en el ambiente y no pueden ser utilizados por la naturaleza.  Estos pequeños fragmentos, son consumidos por organismos filtradores que pueden y les puede causar grandes daños.
  • Un producto biodegradable es un producto que se fragmenta y puede ser utilizado por la naturaleza. Estos no le causan ningún daño al ambiente.

Lo que está pasando con los productos plásticos que están llegando a nuestras playas es solo “DEGRADACIÓN”. A continuación, puedes ver un vídeo de lo que está pasando:

Share Button