02/02/2020 – Solamente un muy reducido grupo de personas en el mundo pueden decir que desconocen el tema. Hemos llegado al punto en el cual mientras leo estas líneas, me encuentro en uno de 3 grupos (o tengo diabetes, o voy a tener diabetes, o simplemente desconozco que tengo la enfermedad, pero sí la padezco). Los datos más actualizados que nos presenta la Federación Internacional de Diabetes del año 2019, coloca a Guatemala como uno de los lugares más afectados de toda la región centro y sur americana. Y si tomamos en cuenta que las estadísticas en nuestro país aún cuentan con un serio sub registro, el panorama parece aún más oscuro.

Manchas que muestran un alto riesgo de padecer diabetes.

Tres requisitos se nos muestran en la literatura para saber si nos encontramos en riesgo de padecer diabetes. Tres preguntas sencillas que no requieren exámenes complejos de laboratorio y con los cuales, yo puedo descubrir si debo hacer algo por mi vida.

  1. ¿Soy latino (a)?
  2. ¿Tengo sobrepeso u obesidad?
  3. ¿Mi papá o mamá tienen diabetes?

Una persona que cumpla tan solo 2 de estas tres preguntas debería realizarse estudios y mejorar en los factores de riesgo que sí puede modificar.

Actualmente, 31 millones de personas se encuentran afectadas por diabetes en centro y sur américa. Este dato no es tan alarmante, si lo comparamos con el dato de los que sí tienen la enfermedad, pero ni siquiera lo saben: 13 millones de personas aproximadamente.

Ahora bien, existe un grupo que es el centro de atención de hoy en día y razón por la cual escribo estas líneas: el grupo de las personas con pre diabetes.

¿Qué es pre diabetes?

Desafortunadamente, cuando se habla de prediabetes no se le da la importancia necesaria; pues como es “pre”, significa que aún no es. Entonces quiere decir que no hay enfermedad. Pero nada más lejos de la realidad. La pre-diabetes es una condición en la cual nuestro organismo ya nos está avisando que algo no está bien: en resumen, ya estoy enfermo.

Cuando una persona se le hace diagnóstico de diabetes tipo2, esta persona tiene en promedio 5 a 10 años incluso de haber estado en pre-diabetes. Esto significa, que el cuerpo de esta persona le dio toda clase de señales, las cuales eran para que esta persona no llegara a desarrollar la enfermedad. Pero desafortunadamente, la mayoría de médicos no sabemos tratar síntomas, no sabemos tratar “señales” y por tanto, no podemos ayudar a la persona sino hasta que la persona ya tiene el diagnóstico encima.

Una de cada dos personas en nuestro país presentan Hiperinsulinemia.

¿Qué es hiperinsulinemia?

Es el verdadero nombre del problema del cual la diabetes es tan solo uno de los desenlaces. ¿Has notado la enorme cantidad de personas con sobrepeso y obesidad que existen hoy en día, que a pesar de sacrificarse en alimentación y ejercicio, no logran controlar su peso? Pues eso es Hiperinsulinemia.

¿Has escuchado hablar del síndrome de ovario poli quístico que cada vez hace más difícil que las mujeres puedan concebir? También es Hiperinsulinemia ¿Sabías que un niño de 8 años de hoy en día, ha consumido más azúcar en su corta vida que sus dos padres juntos? Hiperinsulinemia también. ¿Has visto la enorme cantidad de cáncer que hoy en día afecta a niños, adolescentes, adultos y ancianos, sin importar si son deportistas de alto impacto o personas con actividad física regular? El cáncer se alimenta del azúcar . La Hiperinsulinemia acelera el crecimiento de cualquier célula defectuosa en el cuerpo de una persona hasta que se transforma en un tumor y allí comienza la historia de dolor de muchos seres queridos nuestros, o podría ser tu vida misma, pues todos en algún momento de la vida desarrollamos células tumorales. Sin embargo, es una suma de factores la que hace que estas avancen o se destruyan, sin nosotros siquiera notarlo.

41% de las personas entre los 20 a 79 años que tienen diabetes, desconocen su diagnóstico.

Nuestro organismo funciona de una manera fantástica. Esto hace que en ocasiones trate de compensar estos desbalances de manera que no se hace manifiesta una enfermedad, sino hasta que todos los mecanismos de equilibrio fracasaron. Con el tema de la pre diabetes, es precisamente esto lo que sucede. Entre los casos más preocupantes de prediabetes, los niños son los que mejor ejemplo pueden darnos. Cuando se le hacen exámenes de glucosa a un niño, por lo regular se encuentran en rangos perfectamente normales, y esto da la tranquilidad de que este niño se encuentra bien. Sin embargo, sorprendentemente al hacer niveles también de insulina, encontramos cifras hasta 8 veces más altas de lo normal. ¡Grave problema! El ejemplo más sencillo para que comprendamos esto, es utilizar nuestro vehículo solamente en primera velocidad. Definitivamente podemos ir y venir en primera velocidad por algún tiempo, e incluso las personas que nos ven pasar no notan que algo está mal. Pero conforme el tiempo transcurre, ese vehículo nos dejará botados y no habrá manera de hacerlo andar.

Existen personas que pasan décadas con altas cifras de insulina y no necesariamente desarrollan diabetes, pero son personas que desarrollan hipertensión arterial, Esteatohepatitis (enfermedad de hígado graso), sobrepeso y obesidad de difícil control. Y los más serios: cáncer, infarto agudo al miocardio y eventos cerebro vasculares (derrames cerebrales). Además, la Hiperinsulinemia está ligada a la seria y cada vez más frecuente enfermedad de Alz Heimer (denominada por algunos como Diabetes tipo 3)

Los altos niveles de glucosa en sangre (Diabetes) es un desenlace, pero no debe ser tomado como la enfermedad. La diabetes es un signo nada más de algo que tiene años gestarse en el cuerpo de una persona. Pero lo mejor de todo: es reversible y completamente ¡Gratis!

¿Estás educando a tu familia a un futuro con o sin prescripciones médicas por toda la casa? Haz una cita conmigo al whatsapp # 5525 2057 o escribe al correo mrkabv@gmail.com, será un gusto apoyarte.

Share Button