03/11/2018 – Durante la semana del 13 al 19 de octubre, la organización ambientalista Semillas del Océano representó a Guatemala y Latinoamérica en la Conferencia Internacional de Educadores de Zoológicos y Acuarios que se celebró en Al Ain, Emiratos Árabes Unidos. En este mismo evento, el fundador de esta organización, Alerick Pacay (becado por la International Zoo Educators Association -IZEA-), presentó los impactos que tiene el programa de educación ambiental para maestros como una estrategia clave para la conservación de la naturaleza en las áreas rurales de Guatemala.

La conferencia tuvo la participación de más de 100 educadores provenientes de 25 países de todo el mundo, la cual, estuvo enfocada en los esfuerzos de conservación que se están llevando a cabo a través de campañas educativas y la medición del impacto social a través de herramientas de evaluación estadística de cambios de percepción, actitudes y comportamientos.

La conferencia contó con más de 40 panelistas de 25 países diferentes

Luego de una semana de conferencias, te presentamos de primera mano las conclusiones más importantes a las que se llegaron durante esos días y las acciones en materia de educación ambiental a las que están dirigiendo sus esfuerzos otras organizaciones a nivel mundial.

Todos los expositores aseguran que las actividades y programas de educación ambiental deben estar enfocados a una cosa: EL CAMBIO DE COMPORTAMIENTO DE NUESTRAS AUDIENCIAS.  Esto se traduce en generar un cambio real y permanente en las acciones insostenibles de las personas, logrando llevarlas a tomar acciones sostenibles que lleven a cabo de manera frecuente y como parte de su vida cotidiana.

Para poder lograr este cambio, debemos enfocarnos en incrementar el conocimiento de las personas para que puedan entender la razón del por qué tomar acciones a favor del ambiente.  Sin embargo, Jamie Copsey de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) asegura que incrementar el conocimiento de las personas no garantiza el cambio de comportamiento a favor del ambiente.

Esto fue debatido por varios de los panelistas, llegando a la conclusión que, incrementar el conocimiento de las personas no garantiza un cambio de comportamiento A MENOS QUE dentro de nuestros programas incluyamos los componentes de inspiración (conexión de las personas con la naturaleza), el incremento de percepciones positivas hacia el ambiente y el fortalecimiento de los niveles de confianza en cada uno de los participantes.

Phuong de Vietnam presenta acciones de educación ambiental en ambientes exteriores en la Conferencia IZE 2018

En una presentación posterior, Presha Soogrim de la Asociación de Biología Marina de Sur África, presentó resultados tangibles de como la reflexión se hace necesaria para facilitar los cambios de comportamiento, una vez que se han entregado los paquetes informativos y el resto de componentes psicológico-sociales.

La buena noticia es que Guatemala presenta grandes avances en la inclusión y combinación de todos estos componentes, ya que Semillas del Océano basa todos sus programas educativos en 4 ejes de aprendizaje: inspiración, conocimiento, generación de confianza y toma de acciones y ha sido capaz de demostrar que los programas educativos son más eficientes en cuanto a la relación costo-beneficio y que SI pueden producir resultados medibles en el tiempo.

Semillas del Océano presentó su programa educativo para maestros en Guatemala

Si quieres saber más acerca de esta organización y encontrar más detalles de lo que pasó en esta conferencia, visita sus redes sociales abajo.



Share Button