08/09/2019 – Desde hace cinco años, la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura) ha publicado sobre el tema. En 2014 publicó que su portal de internet que la rápida expansión de la producción pecuaria está ejerciendo una presión creciente sobre los recursos naturales: las tierras de pastoreo se enfrentan a la amenaza de la degradación, los recursos hídricos son cada día más escasos, la contaminación del aire, las aguas y los suelos es cada vez mayor, los recursos forrajeros están empezando a ser limitados, los recursos genéticos adaptados localmente no se han desarrollado y se están perdiendo y no se dispone de información suficiente para realizar la necesaria y correcta adaptación del sector pecuario a la rápida transformación de los mercados y las condiciones de comercialización de los recursos.

Llama la atención que el desastre medioambiental en la Amazónia brasileña ocurra en Brasil, país que se ha convertido en el mayor productor y exportador de carne de res en el mundo. Hoy en día, casi el 50% del ganado brasileño se cría en campos que solían ser selva tropical.

Adicional al espacio para criar y pastar carne vacuna, una libre de carne requiere un promedio de más de 33,000 litros de agua. En comparación, una libra de proteína vegetal de soya, require un gasto promedio de agua de menos de 2,000 litros de agua, según EFE Verde.

En nuestra sección Vida Saludable te compartimos múltiples recetas que no requieren carne. Dejar de incluir carne en una o dos comidas a la semana ya es un aporte significativo al planeta. ¿Te apuntas?

Share Button