27/08/2019 – Te has puesto a pensar cuantos elementos naturales han sido sustituidos por químicos y plásticos, productos sintéticos obtenidos en su mayoría de combustibles fósiles. Hoy en día, estos productos son aceptados con mucha naturalidad sin percatarnos que son éstos los que han puesto en jaque la sustentabilidad del planeta.

Sin embargo, partes vegetales de algunos frutos como el coco, son desperdiciados a diario. El coco cuenta puede ser aprovechado y utilizado de varias formas que pueden sustituir las fibras artificiales y químicos. Por si fuera poco, disminuye la contaminación que hoy en día se genera con ese tipo de residuo.

Es muy común ver en las ventas de frutas, particularmente de coco, la cantidad de residuos que quedan luego que el mismo es pelado. Usualmente, se aprovechan únicamente la carnaza y el agua para ser consumidos. Sin embargo, toda esa corteza que lo recubre puede ser convertido en algo muy beneficioso como sustratos, ponchos, base para siembras, colchones y otros artículos de gran utilidad.

¿Qué es el sustrato?

En la agricultura, los sustratos son utilizados para el anclaje radicular (fijar las raíces) y para retener humedad. Esto se usa con más frecuencia en lugares donde el agua es escasa, o la temperatura del ambiente es muy elevada, por lo cual representa un gran beneficio. El sustrato que permite la mejor hidratación de las plantas y que las mismas puedan sobrevivir y desarrollarse.

A partir de la fibra de coco es posible elaborar un sustrato natural. El proceso para convertirlo en sustrato implica triturarlo y tratarlo para eliminar el exceso de sales y potasio que contiene. Al ser tratado correctamente, este representa un excelente aliado para la retención de humedad en los cultivos.

Este sustrato también se utiliza para crear lienzos como colchones o piezas más delgadas que sirven para recubrir superficies o crear bases de macetas. Estas macetas proveen de un contenedor natural que evita la utilización de recipientes de plástico u otros materiales. Además, la facilidad es que es sumamente maleable por lo que se adecua a diferentes espacios, es muy utilizado como base para cultivo de helechos.

Algo contradictorio hoy en día es que en Guatemala vemos como en muchas tiendas de productos importados, encontramos a la venta estas fibras. Como mencionábamos con anterioridad, en nuestro país toda esta fibra queda en la basura o es quemada en fogatas tanto para “evitar la basura” o para que “no contamine”.

Experiencia:

Recientemente realizamos durante un EcoTrip en el Puerto San José la capacitación de cómo elaborar el sustrato de la corteza de coco. Participantes del tren de aseo de la municipalidad de San José y personal de DISETUR se mostraron muy interesados en poner en práctica lo tratado en el curso y poder generar ingresos, además de aprovechar esta materia que hoy en día es considerada basura.

Adicional a lo anterior, es muy común escuchar que las personas padecen alergias por los químicos de la ropa y los componentes artificiales de las camas y sus colchones. Como un proyecto sumamente innovador, en varios países como España y México, las fibras naturales como la del coco están siendo utilizadas para elaborar colchones y ponchos de este material. Estos productos además de ser antialérgicos proporcionan confort y están teniendo muy buena aceptación y creciendo su demanda.

Otro de los beneficios del coco es que su carnaza puede ser utilizada para la elaboración de aceites naturales, comestibles, entre otros. Asimismo, sirve para elaborar jabones, cremas y bálsamos, dulces y conservas que además de tener un exquisito sabor tienen antioxidantes, contiene minerales como potasio, fosforo, hierro, magnesio y vitaminas E, C y B. Todos estos ingredientes de beneficio para la regulación de la presión sanguínea y excelentes hidratadores.

Te invitamos a que la próxima vez que compres un coco te detengas un poco a reflexionar sobre todos los beneficios que podemos obtener de este fruto. Todo lo que podemos aprovechar del mismo para evitar convertirlo en basura y en contaminación, pues este es el camino para lograr el cambio en nuestros hábitos de elegir materias primas artificiales y contaminantes, dañinas para el planeta y que tienen un valor económico muy elevado.

Si deseas más información sobre este y otros temas ambientales, puedes participar en nuestras capacitaciones de Educando Verde y que mantienen toda nuestra filosofía de preservar el planeta. Puedes tener más información en nuestras redes sociales o al correo informacion@ecociudadanos.org

Share Button