26/11/2019 – Para el comercio se ha dado inicio de la época navideña y ello va acompañado de actividades que son bastante dañinas para el medio ambiente. Una de ellas es la Pirotecnia o quema de pólvora. Esta es una actividad muy llamativas, que a muchos entretiene y causa gran alegría ver el estallido de las luces en el cielo. Sin embargo, esto tiene como consecuencia un gran daño a la salud y al medio ambiente.

Uno de los efectos inmediatos es la contaminación del aire, ya que los fuegos pirotécnicos contienen gran cantidad de pólvora, fosfatos, cloro y catmio, (que es un metal pesado) entre otros. Estos metales, al ser ingeridos, son tóxicos para organismos vivos. Generalmente, al ser usados en festividades de Navidad y Año Nuevo, su cantidad aumenta notablemente en la atmósfera y si llegara a llover, retornarían como lluvia ácida.

¿Qué es la Lluvia Acida?

Cuando se concentran en la atmósfera gases de efecto invernadero como CO2, gas metano, fosfatos, Clorofluorocarbonos – CFC´s y componentes órgano clorados, éstos se transforman en  dioxinas y furanos  (contaminantes orgánicos persistentes), al quemarse. Es decir que, estos no se disuelven en el ambiente y viajan grandes distancias. Esto queda suspendido en la atmósfera durante varios días, y si llueve, retornará a la tierra convertida en Lluvia Acida. Esta, a su vez, se incorporará al agua de ríos, lagos y océanos, trayendo de vuelta esta contaminación, lo cual provocará que el agua no sea apta para consumo.

Adicionalmente, la tierra también se contamina. Al absorber el agua, esta llega a las raíces de los árboles y plantas, lo que hará que estas se marchiten y mueran.

El uso de la pirotecnia es generalizado en festividades de todo tipo. Sin embargo, sus consecuencias en el medio ambiente y la salud son muy dañinas. La mayoría de personas las utilizan sin saber los efectos que tiene.

La tradición de quemar pólvora contamina el aire con el humo y los gases tóxicos mencionados con anterioridad. Estos son causantes de enfermedades respiratorias, digestivas, de la piel y nerviosas. En la salud de las personas tiene un efecto muy negativo.

Según lo estimado por la OMS, las concentraciones de material particulado (MP), no deben sobrepasar a 150 MP, ya que esto pone en riesgo la salud. Después de la quema de pólvora, este MP aumenta notablemente. En las celebraciones del 25 de diciembre del año 2018, esta medición llego arriba de los 350 PM. A mayor concentración de material particulado, el riesgo aumenta para niños, ancianos y personas que tienen ya padecimientos respiratorios.

¿Será la calidad del aire buena para ejercitarse al aire libre?

Ejercitarnos al aire libre en esos días no es recomendable. Los alvéolos pulmonares están más abiertos y respiramos con mayor profundidad. Pero si existe contaminación en el aire, esto podría llegar a lo más profundo de nuestros pulmones y quedarse ahí, causando un efecto residual que conllevaría a padecimientos respiratorios, enfermedades crónicas e incluso cáncer. La Organización Mundial Para la Salud, alerta sobre esta situación; sin embargo, para muchos esto no es relevante y lo realizan de igual forma.

Otra condición que es realmente importante a tomar en cuenta en estas fechas, es que, el aire también presenta mayor humedad. Esto hará que exista un mayor riesgo de respirar o que quede en la piel este tipo de gases tóxicos. Por esto, muchas veces es difícil determinar la contaminación por metales, ya que los síntomas de enfermedad se asocian con otras enfermedades y no son tratados correctamente.

Adicional a lo anterior, la fauna se ve muy afectada, pues para animales como perros y aves se alteran con el sonido de las bombas y cohetes. Algunos de estos, al retornar los residuos aun prendidos, caen a las ramas de los arboles matando aves y destruyendo nidos. En años anteriores se han reportado en lugares como México, gran cantidad de aves muertas debido a la pirotecnia y que han quedado esparcidas en las calles después de las celebraciones de este tipo.

Para finalizar, la gran cantidad de basura generada por la quema de cohetes y luces frente a sus casas, es esparcida por las calles, sin que las personas que los han quemado se hagan responsables de barrer o recoger la basura que han generado. De igual manera, estos residuos también continúan manteniendo los toxinas antes mencionados y generando más contaminación al llegar a los basureros. Si llegan a existir las condiciones favorables, pueden generar explosiones o estallidos si hubiera quedado alguno sin explotar, y al combinarse con el gas metano de los basureros, provocar un incendio con ignición espontanea.

Algunos consejos son:

  • Evitar la pirotecnia en todas las actividades realizadas pues con ello podemos dejar de contaminar más el aire.
  • Recapacitar sobre el daño que causan este tipo de actividades y pensar que la época navideña es para reconciliarnos y disfrutar con los seres queridos y al dañar su entorno no lo estamos haciendo.
  • La pirotecnia es un gasto oneroso del dinero que bien podríamos utilizar en algo de mayor utilidad o un festejo de otra manera.
  • Aunque las actividades sean patrocinadas por empresas esto no significa que sea correcto, ni compensa el daño que hacen al entorno común, por lo tanto es necesario manifestarlo públicamente si no estamos de acuerdo.
  • Si transitamos por lugares donde ha habido pirotecnia, utilizar pañuelos húmedos para respirar y así evitar que el aire contaminado entre a nuestros pulmones.
  • Con niños y ancianos tener mayor cuidado de no sacarlos a las calles o mantenerlos en lugares alejados de este tipo de actividades pues son los más propensos para enfermarse de gravedad.
  • Con los animales domésticos como perros existen diferentes opciones como darles tranquilizantes previo las horas en que se acostumbra habrá más cohetería, lo mejor es consultar al veterinario y nos dé instrucciones específicas para ello.
  • Incentivar a quienes realizan estas actividades a dejar este tipo de costumbres que dañan a la fauna y flora.
  • Informarnos sobre la calidad del aire antes de salir, ya sea de paseo o retorno a nuestras casas o ejercitarnos al aire libre.

Si deseas recibir más información sobre estos temas y como participar activamente como voluntario de Ecociudadanos o en nuestros EcoTrips y capacitaciones de Educando Verde, pueden contactarnos en nuestras redes sociales abajo o al correo información@ecociudadanos.org

Share Button