08/10/2019 – Salir al campo o habitar en la capital presenta escenarios diferentes respecto al entorno natural que podemos encontrar. En la ciudad cada vez más edificaciones y en el campo, dependiendo de la región, vemos también más poblados. En algunos lugares del interior, aún podemos encontrar áreas naturales y bosques.

A pesar de ello, un aspecto que es muy singular, es el hecho de encontrar flores en todas partes, sin importar la época del año. Es muy curioso ver que en Guatemala esta particularidad se mantiene a pesar del Cambio Climático y el Calentamiento Global. Esto se debe a la posición geográfica en la que nos encontramos, muy cercana al ecuador. Nos referimos a la línea imaginaria que divide al planeta en dos hemisferios, llamada también Paralelo 0 grados.

Nuestro clima, aunque se ha convertido más cálido y con veranos más prolongados, aún permite que ciertos tipos de plantas también hayan adquirido más resistencia, y en otros casos requieran menos agua y sigan floreando.

Esto es una gran ventaja para la agricultura y además  para asegurar aspectos como la generación de alimentos, hierbas medicinales y de otro tipo. Algo fundamental, poder tener flores todo el año y por ello ser llamado el “país de la eterna primavera”. Como hemos mencionado en otras oportunidades, las flores son fundamentales para que exista la polinización. A través del polen, insectos como las abejas entre otros polinizadores, las plantas son fecundadas y generan los frutos, que luego podrán ser consumidos por los seres vivos.

Existen lugares como San Cristóbal el Alto, que han elegido tener jardines en lugar de banquetas. En el casco urbano podemos notar las calles llenas de flores, ya que han priorizado la naturaleza y el paisaje que brindan las flores.

Llegar a esto no ha sido fácil. Esto requiere de la colaboración de todos los habitantes del lugar, pues son ellos quienes tienen a su cargo el cuidado de su jardín. Sin embargo, se ha logrado porque tanto importa la imagen turística, como el beneficio de los polinizadores a los pobladores, por lo que estos últimos son activamente parte del proyecto.

Tuvimos la oportunidad de realizar un EcoTrip en este lugar, las calles son muy coloridas y llenas de flores, pero además han logrado que mariposas Monarca se estén reproduciendo. Ee momento son algunas pocas, pero esto ya es un buen indicio porque cada vez hay más. Esto, según comentarios de un miembro de la cooperativa de San Cristóbal el Alto, que son los impulsores de este proyecto.

Otro de los beneficios de las áreas jardinizadas, es que disminuye el reflejo del sol y por lo tanto, la temperatura es menor. Los árboles y jardines retienen humedad y esto refresca el ambiente.

Es un poco contradictorio ver que en el área capitalina vemos cada vez menos áreas verdes en las calles. La mayoría están siendo cubiertas por cemento. En las calles se podrían conservar áreas jardinizadas. Lamentablemente, la irresponsabilidad de muchas personas mal educadas convierten las calles en basureros y esto lo toma como pretexto la comuna para no dejar flores en lugar de banquetas.

La variedad de flores en Guatemala nos permite ver gran colorido durante todo el año. Esto incluso puede ser aprovechado por los propietarios de viviendas, como parte de la decoración de sus casas, y combinarlo con los colores con que pintan sus fachadas. Esto lo convierte en un atractivo turístico como hemos mencionado con anterioridad. En lugares como San Cristóbal el Alto, apostaron a este tema para lograr atraer a más visitantes y hacer crecer la economía del lugar, basados en el cuidado de la naturaleza.

Pero por nuestra parte también podemos tomar acción para tener flores en nuestras viviendas o lugares de trabajo, aquí algunos consejos.

  • Si no hay espacio para un jardín, se pueden colocar macetas del tamaño que el área que disponemos lo permita.
  • Informarnos sobre las condiciones más adecuadas para que nuestra planta sobreviva y floree. Por ejemplo si son de sol o de sombra, cuánta agua necesitan, cuantas veces al año dan flor, entre otros.
  • Cuidar a nuestras plantas como miembros de la familia. Las plantas como seres vivos necesitan de alimento, por lo cual es necesario regarlas, pero también abonarlas cada cierto tiempo para que recuperen los nutrientes que la tierra ha perdido.
  • Si tenemos un área que puede ser usada para plantar, es conveniente saber si podemos combinar algún árbol y rodearlo de flores.
  • Se pueden utilizar armazones para poner en ellos suculentas o tiláncias en ellos se mantendrá la humedad que permitirá que las mismas se hidraten y sobrevivan, pero ojo con eso, pesan bastante por lo tanto deben estar bien asegurados.

Por lo anterior nos damos cuenta que hay más de una manera de reconectarnos con la naturaleza, que si cada uno de nosotros como Ecociudadanos convertimos nuestras casa en jardín, podremos revitalizar la eterna primavera y alegrar nuestra vista con el colorido de nuestras flores. Si deseas participar en nuestras actividades de Educando Verde, EcoTrips, ser voluntarios e informarte más sobre estos temas puedes contactarnos a informacion@ecociudadanos.org o a nuestras redes sociales que aparecen abajo.

Share Button