03/08/2018 – Todo empezó con ‘Rescatando Lo Nuestro Petén’, cuyo director Vinicio Alba, guía de turismo en Petén, con especialidad en aviturismo. Observando las aves, confirma que son las mismas aves las que transportan las semillas a diferentes lugares, razón por la que tenemos esa mezcla tan biodiversa de árboles en una área.

Él se inspiró mucho en un video que encontró en youtube, que refleja una actividad bastante similar: lanzar semillas desde el aire.  Él encontró información desde este tipo de actividad en México y en Colombia, pero no en Centroamérica.

Para comenzar a planificar la siembra desde el aire en la selva petenera, se abocó a Defensores de la Naturaleza, porque co-administradores de 4 parques nacionales.  A esta asociación les llamó la atención la propuesta y comenzaron a asesorarlo. ‘Rescatando lo Nuestro Petén’ comenzó a convertirse en una asociación.  Yo los contacté por las redes sociales y comenzamos a ser bastante afines, intentamos en el 2017 llegar a hacer una reforestación terreste, pero no logramos concretarla.

Vinicio Alba, al igual que todos en Guatepassport, está preocupado por la carga de turismo que reciben nuestros lugares más bellos en Guatemala. Esta carga sin planificación causan deterioro y un tema que compartimos mucho, fue cuando el Cráter Azul se volvió famoso en Petén. En cuanto este lugar se volvió conocido, comenzaron a llegar hasta 3 buses de 40 personas a visitar el Cráter al mismo tiempo, cuando el sitio no soporta más de 20 personas al mismo tiempo.

Defensores de la Naturaleza jugó un gran papel en el aspecto técnico de la planificación de esta actividad.  Por ‘terminología’, CONAP rechazó ocho voces la solicitud de la realización de la actividad, hasta que finalmente se logró la aprobación.  Entre varias iniciativas, desde GuatePassport hasta donaciones individuales, se reunieron un poco más de Q10,000 para la gasolina del helicóptero. No se recibió NINGUNA donación gubernamental para el combustible.

Luego de tener la aprobación de la actividad y el dinero para el vuelo reunido, comenzaron la fase se recolección de las semillas y fabricación de las bombas de semilla.  Realizó varias pruebas con un lanzamorteros, para evaluar si lanzadas desde arriba lograban germinar.  Con el tiempo observó que sí, que sí germinaron, por lo que se dispuso a recolectar semillas endémicas, semillas del área. Entre las semillas está el palo de jiote, el huarumo, entre otras, que se envolvieron en papel, se mezclaron y varios voluntarios las prepararon para su lanzamiento.

En cuanto estaban preparadas y en vías de germinar, se había puesto en marcha la cuenta regresiva para lanzarlas, las empresas que había ofrecido la aeronave, al final no lo hicieron. No nos íbamos a quedar a medias con el proyecto a medias, por lo que pusimos en nuestras redes sociales un aviso “se busca helicóptero para siembra de semillas en la sierra de Lacandón”. Recibieron varias respuestas y fue una persona que, al darse cuenta que el proyecto era social y sin fines de lucro, ofreció apoyarles con una reunión con el Comandante General de la Fuerza Área y enviando una carta al Ministro de la Defensa. Nos abocamos a la Fuerza Aérea Guatemalteca, enviamos la carta al Ministro de la Defensa y por fortuna, la respuesta fue bastante rápida.  La Fuerza Aérea Guatemalteca aportó la aeronave.

Se había solicitado el viernes 27 de julio para el lanzamiento y el lunes 23 se tuvo finalmente todo coordinado.  Esperamos el medio millón de semillas lanzadas de resultados pronto, pues se lanzaron precisamente antes de la época lluviosa. Esta actividad coincidió con un foro que teníamos programado el sábado 28 de julio en el Centro Universitario de Petén,  con el alcalde de San Pedro La Laguna, la municipalidad de Villa Canales y San Miguel Petapa, a los alcances de sus acuerdos que regulaban el plástico de un sólo uso en sus municipios.

Recibimos mucho apoyo de estudiantes del área para dosificar las semillas, supervisando su manejo y demás. Dentro del equipo contamos con Hansel Guerra, SkyFilms, que produce películas nacionales, como este video:

Petén está lastimosamente arrasado, pero se esparcieron este medio millón de semillas para comenzar a rescatarlo. Fue un gusto para nosotros en Guatepassport, ser en enlace entre Vinicio Alba y todos los oficiales de la Fuerza Área Guatemalteca, que logró llevar a cabo esta actividad, aceptando el reto de esta misión que, más que una lluvia de semillas, se ha convertido en una lluvia de esperanzas para la Biosfera Maya

Gracias a todos lo héroes anónimos que apoyaron.


Share Button