10/03/2020 – Cuando se alerta una emergencia epidemiológica vemos la misma situación. Nos damos cuenta que en algún momento esto pudiera afectar  nuestra salud,  la de nuestra familia, en forma económica, de nuestros seres queridos y sobre todo la dificultad que podríamos tener para encontrar medicamentos.

Ante alertas como el coronavirus, vemos también que existen otras opciones que no necesariamente van a estar disponibles en una farmacia, o que representen incurrir en gastos. Una de estas, pueda ser realizada en nuestros hogares. Nos referimos a preparar soluciones caseras que puedan prevenir diferentes tipos de bacterias o amenazas de contagio.

Podemos tener en nuestras casas muchos o diferentes sustancias. Incluso residuos de alimentos pueden ser utilizados para preparar repelentes y soluciones bactericidas. Esto, con el objetivo de prevenir enfermedades o para disminuir el riesgo de ser contagiados.

Preparar nuestros propios repelentes orgánicos, se puede hacer de diferentes maneras. Podemos contar con recetas o con una guía para elaborarlo y que nos represente una ventaja que tengamos disponible de inmediato.

Cáscara de banano:

Un ejemplo de esto es la cáscara de banano. Para muchos es desconocido, pero la misma contiene un alto contenido de potasio. Esto permite utilizarlo tanto como repelente, como también para la medicación, disminución de inflamación y picazón. La cáscara puede usarse en el caso de picaduras, principalmente de zancudos, incluso avispas y otros animales, que dejan una picadura mucho más grande.

Podemos utilizar la cáscara de banano de la siguiente forma: La parte interior frotarla directamente en la piel, hasta que desaparece la picazón o inflamación.  La otra forma, es dejar las cáscaras pegadas a nuestro cuerpo y utilizarlo como un eficiente repelente contra la picadura de zancudos, lo cual nos disminuye el costo de tener que comprar un repelente

De igual forma podemos también utilizar esta cáscara para crear pomadas o lociones que puedan ser aplicadas sobre la piel y nos permitan disminuir la picazón o evitar ser picados.

El Bicarbonato también resulta ser un gran aliado para la elaboración de repelentes, insecticidas y desinfectantes naturales.

Existen lociones que pueden ser preparadas en nuestros hogares. La mayoría se preparan con eucalipto, aceites esenciales y otros ingredientes.

Podemos también preparar desinfectantes o vinagres con propiedades curativas y aprovechar las cáscaras de piña, güisquil y de cítricos. Sin embargo la mejor solución para todo esto es tomar las precauciones necesarias.

Qué podemos hacer:

  • Evitar crear focos contaminantes. Por ejemplo, en el tema de los zancudos, no mantener agua estancada en recipientes
  • Estar atento a las advertencias de las organizaciones gubernamentales y diferentes entes informativos respecto a las alarmas o alertas de salud.
  • Aunque algunos consideran que lo desechable es más recomendable también es necesario ver su correcta disposición final y tratarlo como un desecho higiénico para evitar mayores contagios.
  • Mantener siempre ingredientes que permitan realizar las mezclas para poder producir los repelentes y que sean efectivos
  • Informarnos en la medida de lo posible Qué elementos pueden ser utilizados para realizar estos repelentes

Poder contar con soluciones alternativas es una gran ayuda, sobre todo cuando existen riesgos inminentes. Prevenir es mucho mejor que lamentar y conocer la forma de elaborar estas opciones caseras nos podría incluso salvar la vida. Otra de las grandes ventajas es que la mayoría de estas preparaciones no contiene químicos que dañen el medio ambiente. Por lo tanto, son más recomendables que los medicamentos preparados químicamente.

Si deseas más información sobre nuestros cursos de Educando Verde donde impartimos como elaborar repelentes y otros temas puedes participar en nuestras capacitaciones, puedes participar como voluntario en las diferentes actividades que realizamos o contactarnos a nuestra dirección informacion@ecociudadanos.org o a nuestras redes sociales y ser cada día un mejor Ecociudadano.

Share Button