01/02/2020 – Hace aproximadamente una semana que informamos que Coca Cola fue una de las empresas que en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, afirmó que no abandonaría las botellas de plástico de un sólo uso. Al terminar este evento, una de las conclusiones de este Foro que la producción de plástico se duplicará en la próxima década.

Esto es porque grandes empresas de petróleto y gas natural están girando a ese tema. Conforme la demanda de productos primarios inevitablemente disminuye, conforme los países comienzan a preocuparse por la crisis climática, las empresas de petróleo y gas natural seguirán fabricando plástico. Shell está gastando 6 millones de dólares norteamericanos en una planta especializada que obtiene etano y lo convierte en etileno, una materia prima de distintos tipo sde plásticos.

La nueva planta de Shell “se espera que produzca hasta 1.6 millones de toneladas de plástico al año, luego que se inaugure en 2020. Esta es sólo una muestra de cómo renace la fabricación de plásticos en los Estados Unidos de América. Esto resultará en muchos más empaques y artículos de un sólo uso, como cubiertos, botellas y bolsas,” escribió Beth Gardiner en el portal Yale Environment 360.

Pero aún hay más…

Shell no es la única empresa que está trabajando en su producción de plástico: ExxonMobile y Saudi Aramco están haciendo lo mismo. Y hay algunas empresas de químicos mucho más involucradas también: “Dow, Mexichem, Westlake Chemical, Braskem, Lotte Chemical y Mitsui Chemicals actualmente obtienen el 80% de sus ganancias de productos relacionados con el plástico”, de acuerdo con Forbes.

Un contaminante con una historia corta:

El plástico a penas comenzó a estar disponible en 1950. En ese entonces, se generaron 2 millones de toneladas métricas del material. “Para la década de los setenta, se fabricaban 50 millones de toneladas métricas al año y para la de los noventa, 150 millones de toneladas métricas al año. Luego, explotó junto con el impulso de las economías en Asia. En 2000 se fabricaron 213 millones de toneladas métricas. A penas una década después, 313 millones de toneladas métricas en 2010 y actualmente, 400 toneladas métricas anuales,” detalla Rowan Jacobsen en la revista Outside.

No sólo es el producto, también es su proceso:

La producción de plástico también consume una considerable cantidad de energía en su producción. Así que, además de la contaminación del producto en sí, su producción también contribuye grandemente al cambio climático. Desde la extracción de petróleo y gas natural, su producción y transporte, hasta los gases de efecto invernadero que produce si llega a ser incinerado en lugar de reciclado. Desde su nacimiento hasta su destrucción, todos los estados, movimientos y transformaciones del plástico, contribuyen a la crisis climática.

Ya tenemos 5 trillones de piezas de plástico en el océano del planeta -más plástico que peces. Tampoco hay actualmente, una forma segura y comprobada de remover estas piezas. Lo que sí podemos, es no añadir más plástico, pero con estas empresas invirtiendo en el problema, la respuesta queda en el consumidor

¿Ya tenemos bolsa reusable, compramos sólo en vidrio y usamos al menos, shampoo en barra?

Share Button