07/03/2017 – La terapia floral de Bach es una herramienta eficaz para tratar, no solamente a los seres humanos, sino también a los amorosos acompañantes de nuestras vidas, los animales.




Las esencias florales de Bach transforman estados negativos en sus potenciales positivos, haciendo que estén tranquilos, puedan convivir en paz y ser muy felices. También es posible que los animales absorban el estado emocional de sus dueños, por ejemplo, estados de duelo, preocupaciones o cólera. Aquí se recomienda que todos se beneficien de los efectos de los remedios florales.

El mismo set de florales de Bach es el que se utiliza tanto para personas como para todos los animales. La fórmula de Rescate es la esencia floral que más frecuentemente se da a las mascotas ya que contiene 5 flores que ayuda tanto en momentos de crisis,como en situaciones de mucha confusión y tensión. Cuatro de estas cinco flores son: Cherry Plum para retomar el control emocional, Rock Rose para tratar momentos de pánico y desesperación, Impatiens que traerá calma y Star of Bethlehem para tratar cualquier tipo de shock o trauma. También es común dar Mimulus para los animales que son tímidos, asustadizos y retraídos, Verbain para los que tienen exceso de energía e hiperactivos y Walnut para adaptarse más rápidamente a las circuntancias actuales. Siempre la formula se prepara de acuerdo con el estado de cada mascota dependiendo de cual sea su necesidad. Dentro de mis pacientes de cuatro patas he tenido muchos que han sido rescatados y los cambios han sido dramáticamente positivos. La gatita adoptada Mariela llegó a su nuevo hogar sin querer salir de su rincón de seguridad durante varios meses. Con las esencias florales poco a poco fue adquiriendo más confianza en su entorno y hoy ella está segura y feliz.

Choco es un perro de la calle rescatado en muy mal estado, que manifestaba agresividad con ataques descontrolados a todo quien se le acercara. Dentro de su tratamiento se le fue intercambiando entre Cherry Plum para el descontrol, Mimulus para el miedo, Star of Bethlehem para el shock y trauma, Walnut para que su adaptación al cambio fuera más rápida y, fórmula de Rescate. Su cambio fue substancial y hoy Choco sonríe a todo y con todos.

La forma de administrar la terapia floral de Bach a los animales es vía oral a través de gotas, ya sea que se les agreguen en el agua o en los alimentos, o sencillamente se les brinde las dosis directamente en la boca. No hay ninguna reacción adversa ni efecto secundario.

M.A. Annabella Barreto
FB: Consejería en Psicología y Salud Mental
Practicante autorizada por el Centro Bach de Inglaterra
502 50173317
annabellabarreto@gmail.com

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre mascotas.




Share Button