27/07/2019 – ¡Hola! Esta es una de mis recetas favoritas porque es muy deliciosa y se sustituyen los lácteos que usualmente tienen los helados cremosos.

Otro beneficio es que se pueden preparar algunas cosas la noche anterior, para tenerlo listo y hacer esta receta.

Es ideal para los mas pequeños también, lo utilicé para un cumpleaños infantil y fué todo un éxito.

Ingredientes

Un banano grande o dos bananos medianos congelados.

2 tazas de arándanos congelados.

1/2 taza de dátiles sin semillas.

1/4 de taza de pasas.

Un puño de semillas de marañon, aproximadamente 9-10. Remojados la noche anterior.

2 tazas de leche de coco (la pueden conseguir enlatada)

1 taza de leche de almendra.

1/4 de cucharadita de esencia de vainilla (opcional)

Una pizca de sal

Preparación

Los bananos y blueberries ya deben estar congelados.

Hervir la leche de coco por separado, para que tome una consistencia más espesa. Luego de que espese, dejarla por un lado por unos momentos.

Luego en una licuadora (vitamix, ninja, nutribullet), agregar la leche de coco previamente hervida con la leche de almendra y licuar hasta que se ponga espumosa.

Luego agregar las pasas, dátiles, semillas de marañon, arándanos congelados, bananos congelados, y la vainilla y licuarlo hasta que obtenga una consistencia cremosa.

Esta mezcla deben luego transferirla a un molde o plato que puedan cerrar con tapadera hermética (un Tuperware).

Agregar a esta mezcla unos cuantos arándanos partidos en pedazos, o unos pedazos de dátiles también y revolver con una cuchara.

Refrigerar en el congelador y cuando se empiece a endurecer, revolverlo un poco y volverlo a meter al frezer, esto lo pueden hacer varias veces, entre más lo mezclen mientras se va congelando más cremoso quedará. Se deja finalmente por 4 horas, para que se congele muy bien.

Listo. Lo pueden servir con fruta fresca por encima o solo así. Es increíblemente delicioso.

Hasta la próxima nota.

Vera

Share Button