30/08/2017 – A principio de este año publicamos que Kenia tomaba el liderazgo del continente africano al prohibir la importación, fabricación y uso de bolsas de plástico en todo su territorio y que había dado un periodo de gracia de seis meses para comenzar a acatar la nueva disposición. Este período de gracia se cumplió este lunes y quienes no respeten esta nueva norma, deberá purgar entre uno a cuatro años de cárcel.

La normativa dice que cualquier persona que venda, fabrique o lleve bolsas de plástico podrá sufrir multas de hasta 38.000 dólares (equivalnte a aproximadamente Q.280,000) o penas de prisión de hasta cuatro años, una medida que pareciera excesiva, teniendo en cuenta que muchos kenianos sobreviven con menos de 80 dólares al mes.

.
Kenia debe ser elogiada por su liderazgo ambiental. Es un gran ejemplo que espero que inspire a otros y ayude a impulsar nuevos compromisos”, explica Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA).

Kenia se une a Uganda, Camerún, Tanzania y Etiopía, como quinto país en ese continente en prohibir el uso de este nocivo material.  La ministra de Medio Ambiente de Kenia, Judy Wakhungu, declaró a la BBC que las bolsas de plástico constituyen en la actualidad “el mayor desafío a la gestión de residuos sólidos en Kenia” que al mismo tiempo se había convertido en una “pesadilla ambiental” que debía ser derrotada.

Share Button