21/11/2019 – La contaminación del aire es perjudicial para el medio ambiente y para nuestros cuerpos: aumenta el peligro de enfermedades respiratorias, fatiga y dolores de cabeza, ansiedad, daño cardiovascular, órganos reproductivos, hígado, sangre e incluso nuestro sistema nervioso, de acuerdo con el portal Active Sustainability.

Una nueva investigación vincula por primera vez las nanopartículas de la contaminación del aire con el cáncer en el cerebro. En un estudio publicado en el portal Epidemiología, los investigadores encontraron que las partículas ultrafinas de los carros y otros contaminadores, pueden incrementar las posibilidades de tumores cerebrales.

“Los riesgos ambientales como la contaminación del aire no son grandes en magnitud. Su importancia radica en que toda la población está expuesta”, indica el líder el autor del estudio, Scott Weichenthal, de la Universidad McGill de Canadá, al periódico británico The Guardian. “Así que cuando se multiplican estos pequeños riesgos por muchas personas, es posible tener muchos casos. En una ciudad grande, puede ser un número significativo de personas afectadas, particularmente dado que estos tumores son fatales a menudo.”

Cómo afecta la contaminación tu inteligencia:

Cuando pensamos el costo de la contaminación del aire en nuestra salud, usualmente pensamos en términos de su impacto físico. Pero estudios recientes han ido más allá de la salud física. Nuestras habilidades cognitivas pueden verse afectadas también.

Un estudio en China encontró que respirar aire contaminado por un tiempo muy prolongado puede crear un efecto igual a perder un año de inteligencia, según reporta The Guardian. De acuerdo con la investigación mencionada, quienes están constantemente expuestos al aire contaminado pueden experimentar una gran disminución en su puntaje de idioma y matemática.

“El aire contaminado puede causarle a cualquiera, que su nivel de educación se reduzca en un año, lo cual es bastante”, dijo el investigador Xi Chen, en la Escuela de Yale de Salud Pública. “Pero sabemos que el efecto es peor en el adulto mayor, especialmente los mayores a 64 años. Y para aquellos con poca educación, es aún peor. Si calculamos la pérdida para esos, puede ser unos años menos de educación.”

Los investigadores examinaron pruebas de idioma y matemática, como parte del Panel de Estudios Familiares de China. Estas pruebas se realizaron a 20,000 personas de toda China, entre los años 2010 y 2014. Los resultados se estudiaron en correlación con la cantidad de óxido de nitrógeno y dióxido de sulfuro en el aire.

Mientras más tiempo estuvieron expuestas las personas al aire contaminado, más grande era la pérdida en su funcionamiento cognitivo. Las habilidades lingüísticas se vieron aún más afectadas que las habilidades matemáticas.

El estudio se publicó en los Procedimiento de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América.

Share Button