06/04/2020 – Estos días, hemos realizado varias publicaciones sobre lo limpio que puede observarse el cielo. Si hemos tenido la necesidad de salir, seguro hemos visto un hermoso cielo azul en Guatemala, sin importar la zona o departamento.

Estamos por experimentar niveles de emisiones de dióxido de carbono que no se experimentaban desde los años previos a la II Guerra Mundial. Lo anterior lo asegura el el Proyecto de Carbón Global, un portal de expertos en emisiones y economistas, que llevan un registro de emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta información coincide con los bajos niveles de contaminación del aire en China e Italia actualmente.

Estos investigadores indican que el carbón emitido al medio ambiente se prevé que baje más del 5%, en comparación al año pasado. Esto sería la primera vez que las emisiones de gases de efecto inveradero disminuyen más de un 1.4%. Esta fue la disminución que se observó con la crisis económica de 2008, indica Reuters.

Todo este año, los niveles de contaminación de gases de efecto invernadero pintan ser muy favorables.

“Ni siquiera la caída de la Unión Soviética ni las crisis financieras de los últimos 50 años han afectado tanto las emisiones, como la crisis del coronavirus”, indicó a la agencia arriba mencionada Rob Jackson, director del Proyecto de Carbón Global.

Gases de efecto invernadero:

Por gases de efecto invernadero se entienden, dióxido de carbono (CO2), metano, óxido nitroso y otras emisiones de la quema de combustibles fósiles. La quema de estos compuestos químicos es lo que ha elevado la temperatura global en al menos un grado centrígrado, desde la revolución industrial.

Es crítico evitar que esta temperatura global se eleve 2 grados centígrados desde la revolución industrial. Esto evitará catástrofes climáticas monumentales. Pero todo indica que lo que la falta de voluntad política y social no logra, se puede lograr a través de otro tipo de presión.

“Las recesiones económicas y las disminuciones en el uso de energía pueden causar un impacto positivo en el medio ambiente”, comunicó a Newsweek el ecologista Kevin Rose. “Los gases que causan el efecto invernaero, como el dióxido de carbono, han disminuido en el pasado cuando se han dado las reseciones económicas. Los protocolos actuales de cuarentena también tienen un efecto profundo, pero muy corto, en la disminución de gases de efecto invernadero, pues muy pocas personas están viajando y muy poca industria está activa.”

De todas formas, este cielo azul no durará mucho. Una vez se reinicie la industria, los carros generen el tráfico de siempre y la economía vuelva a florecer.

“Esta disminución de contaminación no se debe a cambios estructurales. Por esto, espero que las emisiones regresen a los niveles de donde bajaron,” dijo a Reuters Corinne Le Quéré, científica del clima de la Universidad de Anglia, en Inglaterra.

Share Button