09/09/2019 – ¿Queremos saber en dónde ha estado una ballena jorobada al regresar de sus largos viajes transocéanicos? Tendríamos nada más que poner atención a sus canciones, dicen los científicos de la Universidad de San Andrés, Reino Unido. Una nueva investigación publicada en el Diario de la Real Sociedad de Ciencia Abierta, revela que las ballenas jorobadas comparten canciones durante su viaje al pacífico sur.

“La ballena macho emite una canciones complejas, que se ha observado son parte de su cultura. Nuestra investigación reveló que se transmiten en sus canciones los patrones de migración de las ballenas,” explica la Dra. Ellen Garland, de dicha universidad. “Encontramos similitudes en las canciones de las Islas Kermadec y canciones de distintas ubicaciones de invierno.”

Las Islas Kermadec, al norte de Nueva Zelanda, son una parada recientemente descubierta en el Pacífico sur. Las canciones de las ballenas jorobadas de esa región se compararon con las escuchadas en las ubicaciones de invierno, desde Nueva Caledonia a la Islas Cook. La similitud en las canciones sugieren un intercambio cultural, conforme las ballenas migraron durante el otoño de 2015.

“Nuestra mejor analogía sería comparar las canciones con canciones pop y la moda del momento,” dijo Garland al diario New Scientist. “Podemos ubicar de qué población de ballenas proviene una en específico, a través de lo que canta.” Los científicos creen que las ballenas jorobadas macho cantan por diversas razones: para atraer pareja, para navegar en nuevas corrientes o incluso, para lamentar la pérdida de un amor.

Share Button