09/05/2017 – Uno de los ejemplos más admirables de entrega a los perros rescatados es Alejandra Estrada Chang, fundadora de Guate Unida por los Animales. Le pedimos a ella y dos voluntarias más que nos contaran un poco de su maternal relación con los perros que han rescatado y esto no comparte Alejandra:




Soy Comunicadora Social y Publicista, tengo 5 hermosos bebes perrunos, los cuales fueron rescatados todos. Una de ellas es Titi, nombre completo Jesika Parker Junior. Ella es una perrita mestiza que les esterilicé gratuitamente a los cuidadores de carros y pegamenteros del Parque Morazán. Ella dormía en la calle y se las devolví. Como a la semana de esta devolución, cuando abrí la puerta de mi casa estaba adentro de mi terreno. Realmente, mi Titi escogió su casa. Es la perrita mestiza más inteligente y fiel que conozco. Gala y Peque son dos labradoras hembras que eran de mi ex pareja y yo me las quedé. Ellas son super inteligentes, todos los días amanezco y lo primero que hacen es entregarme algo, desde un algodon, un papelito… ellas son super atentas y les encanta nadar y jugar.

Alfred es un pitbull macho que compraron como regalo y se lo dieron a un hogar con una niña, pero la botaba constantemente, pues desde cachorros los pitbulls son enérgicos y contactaron a la Organización para que le buscara casa. Decidí quedarme con el bebe de 4 meses y gracias a esto puedo decir, que los pitbull son la raza más dulce y amorosa del mundo, pero hay que saber gastarles la energía. Mi Alfred no es sociable con otros perros, pero con las personas es un amor.

Xavi es una pitbull que tuvo a sus bebés y la dejaron en la calle. Ella tuvo 9 bebés, los cuales esterilizamos y dimos en adopción a todos y decidí quedarme con ella porque es una pitbull super noble y amorosa. Ella es mi relacionista pública o anfitriona, ama a todos los perros y a todas las personas, tiene una hermosa personalidad.

Yo desde pequeña traía un imán hacia los animales y veía que con sus ojos me hablaban. Tuve mi primer gato, Tom, que apareció en el techo. Yo lo agarré y lo cuidé a mis 4 años. Él fue mi primer amigo, hasta que se fue, seguro en busca de gata, y no lo volví a ver. He tenido el privilegio de ayudar a muchísimos perros y gatos y cambiarles la vida. Tuve la suerte de estar apoyando en el rescate de león Kazuma que ha sido mi máximo logro y satisfacción cambiarle al vida a una especímen tan hermoso y que están en extinción. Yo soy pro animalista y todos los animales me encantan. Yo siento su dolor cuando sufren.

Adopten sin importar raza, tomando en cuenta en primer lugar, el tipo de energía que tienen, espacio de casa y que al momento de estar seguros adopten para toda la vida del perro o gato. Que se convierta en otro miembro de la familia.

OTRA MADRE PERRUNA es Ana Lucia Maldonado, Administradora. Ella nos cuenta:

Yo tengo 2 hijos perrunos y 3 gatos. Dana de 15 aprox y Hershey de 11 años, y mis gatos tienen año y medio aprox. Y viene otro hijo en camino, mi bebé humano. 🙂

Dana de 15 años, fue rescatada de las calles desnutrida y con muchos nudos en el pelo. En ese momento, no se distinguía la raza, pero debajo de eso había una hermosa cocker negra, muy amorosa y gentil. Hershey lamentablemente es fruto de mi ignorancia. Su mamá es Dana y en ese momento ella no estaba esterilizada. Dana se embarazó de mi perrito Guchi, quien falleció hace un año (murió a los 16 años). Ahora, ambos están esterilizados y mis gatos también lo están. Yo ya no contribuyo a la sobrepoblación de perros y gatos en las calles, prefiero adoptar que comprar, y mucho menos cruzarlos para lucrar con sus crías. Mis gatos tienen año y medio conmigo, los 3 son adoptados/rescatados de las calles.

Mis padres siempre me inculcaron el respeto por la naturaleza y los animales, nunca vi maltrato animal, ni contaminación ambiental en casa. Recuerdo mi primer perrita Daisy, cuando yo tenía como 6 años. Ella estuvo conmigo por casi 15 años y básicamente crecimos juntas. Esto me ayudó a responsabilizarme por otro ser vivo: yo le daba de comer, la bañaba y limpiaba sus necesidades. Esto también me ayudó a ser responsable por alguien más y a ver a los perros no sólo como mascotas, sino como un miembro más de la familia. Mis perros y gatos no son mis mascotas, son miembros de mi familia.

Los perros requieren mucho cuidado y atenciones, son una gran responsabilidad y compromiso. No son un juguete, son seres vivos que sienten frío, hambre, dolor, soledad. Hay que alimentarlos apropiadamente, hay que hacerles grooming regularmente, necesitan ejercicio diario, necesitan un lugar apropiado para resguardarse del frío, calor o lluvia. Pueden vivir hasta 17 años, por lo que adquirir un perro es una relación/responsabilidad a largo plazo.

Las condiciones en las que se encuentran los perros en los criaderos son infrahumanas y crueles, muchas veces los cachorros vienen con enfermedades debido a esto, por lo que es mejor adoptar y darle oportunidad de vida y hogar a un perrito o gato abandonado, maltratado o abusado. Los adoptados son muy agradecidos y fieles.

Evelyn Garavito Salguero TAMBIÉN ES MADRE PERRUNA y cuenta: Soy Administradora de Empresas. Mi manada está en aumento desde el año 2,009, a la fecha tengo 8 hermosos perrihijos. Cada uno de ellos fue rescatado de la calle, la mayoria con sarna y desnutrición severa, una de ellas con cáncer.

Realmente de muy niña siempre tuve este amor hacia los animales, pero cuando mi perro Sponky murió, sufrí mucho y prometí no tener ningún perrito. A los 19 días de ese suceso, llegó Rex a la puerta de mi casa, un perrito que robaba basura en la colonia y tenía sarna y con una posible amputación de su pierna. Yo lo entré, lo curé y vi su amor y agradecimiento y supé que todo tiene un propósito en la vida.

Que si busca un mejor amigo lo puede encontrar en un ser de 4 patas, que despúes de haber sufrido, lo único que te devuelven es agradecimiento y amor, es un acto de amor para ambos, nos rescatamos mutuamente.

Haz CLICK AQUÍ para encontrar más artículos sobre animales.




Share Button