15/08/2012

Guatemala es un país rico en recursos naturales, ideas, y con un gran potencial de desarrollo. Tenemos uno de los sistemas de bosque más extensos y diversos en Centroamérica. Exportamos una cantidad significativa de más de 30 productos agrícolas (MAGA). Sin embargo aún somos el país con el índice más alto de desnutrición crónica en Latinoamérica, y el cuarto más alto en el mundo, afectando a  49.3% de nuestra niñez menor de 5 años. Muchos habrán visto las diversas campañas para concientizarnos hacia esta problemática, preguntándonos directamente si nos pela, y retándonos a sumarnos a hacer algo, porque nos toca.  A veces es difícil dar a entender cómo es que la desnutrición de otros nos afecta a nosotros. Pero cuando casi la mitad de nuestra niñez nunca logrará realizar su potencial físico, económico o intelectual por falta de una buena nutrición en los primeros 1000 días de vida, está claro que es una cuestión de desarrollo del país entero.  En otras palabras, el 49.3% de los adultos del mañana tienen sólo dos opciones: ser un adulto condenado a tener capacidades intelectuales y físicas mediocres o nunca llegar a la edad adulta (la desnutrición también es causa de muerte).  En efecto, el Banco Mundial estima que Guatemala pierde $300 millones de PIB cada año por la desnutrición crónica.

Maní+ (Maníplus) es un proyecto chapín que reconoce que el reto de la desnutrición en nuestro país no sólo se trata de un problema de salud pública, sino que también de un problema de falta de reconocimiento de potencial ecológico y de un modelo empresarial que muchas veces excluye a los sectores más marginados.  Maní+ es el resultado de una colaboración entre el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP), la Fundación Shalom, y Funcafé; es un proyecto integral para combatir la desnutrición crónica a través de cinco ejes principales:

1. El Alimento Complementario. Hemos desarrollado y fabricado un alimento complementario listo para usar (RUSF por sus siglas en inglés). Produce beneficios rápidos y efectivos en contra de la desnutrición debido a la formula diseñada específicamente para ayudar a cubrir las necesidades nutricionales infantiles de proteína, kilocalorías, ácido fólico, vitamina B12, hierro y zinc.

2. Desarrollo Económico y Agrícola. A través de la compra de insumos locales, Maní+ proporcionará nuevas oportunidades de mercado para los productores rurales a través de la capacitación y certificación internacional.

3. Educación. Maní+ proporciona un modelo de aprendizaje con pertinencia cultural que involucra la familia con talleres desarrollados en el idioma local. También involucra al sistema local de organización comunitaria.

4. Investigación y Desarrollo. Maní+ desarrolla nuevos y mejores productos para combatir problemas nutricionales en los laboratorios del INCAP con científicos nacionales e internacionales.

5. Empresa Social. Maní+ proyecta ser una empresa social, capaz de ser 100% sostenible y reinvirtiendo 100% de los excedentes directamente al proyecto para maximizar su impacto social.

Para combatir la desnutrición, no podemos seguir haciendo las cosas de la forma en que las hemos hecho siempre. Tenemos que reconocer el potencial de nuestros agricultores para impulsar el desarrollo rural. Tenemos que comenzar a formar y liderar empresas inclusivas, que miden su éxito a través de su impacto social, no sólo en términos económicos. Y finalmente tenemos que hacer algo para complementar a la nutrición de los 500 niños y niñas que nacieron hoy en Guatemala, y para los 1,000,000 que actualmente viven con desnutrición crónica. Hay que tener una visión inmediata y a largo plazo. Maní+ es la solución.

¿Quieres aprender más? ¿Quieres apoyarnos? ¿Tienes alguna idea de cómo fortalecer nuestro programa? ¿Quieres acabar con la desnutrición HOY?
Sasha de Beausset, Directora de Programas, Maní+

Miguel Cuj, Nutricionista, Maní+

 

 

Share Button