28/04/2020 – Abrimos la refrigeradora y encontramos que algunas verduras o frutas ya están pasadas. Lo primero que generalmente hacemos, es pensar que ya no sirven. Sin embargo, alguna tiene sus semillas o no están del todo marchitas y en lugar de ir a la basura, podrían pasar a un huerto.

Esto significa que las plantas aún pueden dar vida. Aún más importante, podrían representar la creación de nuestro sustento el día de mañana. El hecho de estar más tiempo en casa, nos deja un espacio para que podamos ocuparlo en otras actividades, entre ellas crear nuestro propio huerto.

En algunos casos como los chiles pimientos, tomates y frutas como el melón y la papaya, entre otros, las semillas son aprovechables y traen muchísimas. Por eso, no se hace necesario comprarlas, pues de un solo fruto podemos obtener una gran cantidad para nuestro huerto.

En el caso de las zanahorias, remolachas y apio, con solo mantener la planta o una parte de ella en agua, podemos obtener nuevos brotes y que germinen plantas nuevas. Con este proceso siempre tendremos plantas frescas para consumo.

Los beneficios que obtenemos son enormes, pues ayudan a nuestra economía y generamos menos desechos. Como hemos mencionado en ocasiones anteriores, el 50% aproximadamente de desechos generados, provienen de las cocinas y alimentos “pasados”. Además podríamos cultivar hortalizas, vegetales y frutas, para nuestro consumo a un bajo costo.

Como un dato interesante, los desechos orgánicos generan diferentes gases de efecto invernadero cuando los mandamos revueltos con el resto de la basura. Sin embargo, cuando los convertimos en parte de nuestro huerto, esto disminuye notablemente.

.

Les compartimos algunos tips para que puedan iniciar su huerto.

  • Germinar semillas de chile, tomate, melón y papaya, estos pueden ser germinados en pocos días y luego trasladarlos a un semillero.
  • El semillero puede estar hecho con materiales de desecho como cajas de pizza y rollitos de papel.
  • Después de germinados, los retoños pueden ser trasladados a su huerto.
  • Si no tiene jardín o área verde puede cosecharlos en macetas.
  • La parte de las remolachas y zanahorias donde van las hojas se puede cortar y poner en agua para obtener nuevos brotes.
  • La lechuga y el apio pueden resembrarse si aún tienen raíz e ir retirando únicamente las partes externas para consumir y así seguir teniendo la planta sembrada en el huerto.
  • Los cebollines, hierba buena, perejil y otras especies también pueden mantenerse en agua. Si lo hace de esta manera es recomendable cambiarla cada dos o tres días para evitar proliferación de zancudos.
  • También puede tener brotes de güisquiles y güicoy los guales generan gran cantidad de frutos.

Los huertos urbanos además de ser una tendencia que se está convirtiendo cada vez más, también nos permite adoptar un comportamiento más responsable con nosotros, nuestras familias y el medio ambiente. Y lo mejor es #Quedateencasa y aprovecha esta oportunidad de aprender un nuevo estilo de vida provechosos para todos.

Si deseas más información sobre estos temas puedes participar en nuestras capacitaciones de Educando Verde, en las diferentes actividades que realizamos o contactarnos a nuestra dirección informacion@ecociudadanos.org o a nuestras redes sociales y ser cada día un mejor Ecociudadano.

Share Button