12/02/2020 – La interacción duró sólo unos minutos, pero fue realmente memorable. Una orangután alargó su mano a un hombre que estaba en un río infestado de culebras, como intentando rescatarlo.

El hombre era un guardia de conservación de la Fundación de Supervivencia de Orangutanes de Borneo. Él estaba llevando a cabo un safari en el bosque e intentaba alejar a las serpientes que estaban en el agua. El momento lo capturó en fotografía Anil Prabhakar, fotógrafo amateur, quien era parte del safari.

Prabhakar, un fotógrafo amateur, logró tomar las fotos antes que el guardia se quitara del agua y por lo tanto, se alejara del orangután.

“Yo le pregunté por qué no aceptó la ayuda del orangután. Él respondió que están en la naturaleza y no sabe cómo habría reaccionado el orangután,” dijo Prabhakar. “Además, hay lineamientos que le prohíben a los guardias tener interacciones con ellos.”

El origen de los simios del lugar:

Muchos de los simios del área fueron rescatados de incendios forestales, talas ilegales o pérdida de hábitat. Algunos están lastimados o se están recuperando de algún trauma. Eventualmente, serán liberados de vuelta al estado salvaje, por lo que quieren que tengan la mejor interacción con humanos posible.

“Somos los humanos destruyendo su hábitat, aún así nos ayudan dándole una mano a un ser humano. En el mundo presente, ni lo humanos se ayudan entre ellos” dice. “¿Cómo podrían los humanos ayudar a proteger a los animales o la naturaleza?”.

Share Button