21/08/2019 – Hay casi 75,000 incendios activos en Brasil, según el centro de investigación espacial de Brasil INPE. Actualmente, hay fuegos activos en varios lugares de la selva amazónica y crece la preocupación por la inacción de la administración del Presidente Bolsonaro.

La magnitud de los incendios hizo que este lunes 19 de agosto último, oscureciera (o “anocheciera”, como muchos paulistas indicaban) a las 3 de la tarde. La combinación del humo de los incendios forestales en la cuenca del Amazonas y el frente frío en el hemisferio sur, hicieron que el humo negro no subiera, sino se mantuviera a menos de 2 kilómetros del suelo.

“Es como hervir agua en una olla y luego poner una tapa encima. En lugar de escapar hacia arriba, el vapor se limita a la capa más baja de la atmósfera, alrededor de 2 km de altura”, explicó el meteorólogo Marcelo Celutti a la BBC.

Este episodio de oscuridad en Sao Paulo se produce en un momento en que el gobierno brasileño está siendo cuestionado por su manejo de la deforestación amazónica.

Las últimas cifras de Inpe muestran que se perdieron un total de 7.500 kilómetros cuadrados de bosque en 2018, un área casi un 65% más grande que en 2017. Las cifras provisionales para 2019 estiman que la tasa de deforestación en el Amazonas se ha triplicado desde que el presidente Jair Bolsonaro llegó al poder en enero.

Solo el mes pasado se talaron más de 2.200 kilómetros cuadrados de bosque, una tasa un 280% más alta que en julio del año pasado.

Share Button