10/09/2019 – Los que vivimos en la capital vemos como una opción de descanso y cambio de rutina visitar las playas de Guatemala. La opción más cercana está en el lado del pacífico ya que es posible ir y regresar el mismo día. En el pacífico podemos elegir ir a San José, Monterrico o alguna de las playas cercanas.

La afluencia de turistas nacionales es muy notoria, y en algunos casos llegaran a pasar el día o como parte de un asueto largo. Paralelo a sus playas se encuentra el Canal de Chiquimulilla. Este canal cual juega un papel muy importante, pues los manglares que están en las orillas son todo un ecosistema que provee de seguridad y son también barrera protectora contra un Tzunami. El manglar también es una fuente de ingresos para los pobladores del lugar, pues la pesca es una opción de sustento.

Sin embargo, tuvimos la oportunidad de visitarlo y darnos cuenta que en la actualidad, el mismo se encuentra muy contaminado. En la mayor parte dle manglar hay desechables de duroport y plástico, bolsas llenas de basura, ropa, recipientes de todo tipo, material hospitalario como bolsas de diálisis, colchones podridos, entre otros.

Los habitantes de las orillas del canal dejan expuesta gran cantidad de basura que va directo al canal. Asimismo, vierten sus aguas residuales en el mismo, contaminando con ello las aguas que posteriormente irán a parar al mar.

Es notorio la falta de educación ambiental, el descuido del manejo de sus residuos y la inconsecuencia sobre el daño que esto representa, no solo para la salud de los habitantes sino también de quienes visitan el lugar. Una de las personas del lugar comenta que a pesar de la suciedad y podredumbre, aún se consigue buena pesca. Eta persona indica que le provee de alimento y algunas veces, incluso para venta, pues “de algo hay que vivir…” comenta.

La higiene no es una de las prioridades. Los pobladores no se percatan que la suciedad y la inmundicia provocada por sus malos hábitos es una de las causas del deterioro de la salud. En muchos casos, los efectos de esto no se manifiestan de inmediato, sino a largo plazo. En el lugar, se han acostumbrado a vivir en ese entorno y no asocian sus padecimientos, como una consecuencia de la insalubridad.

Sin embargo la contaminación no solo tiene efecto en la salud de los humanos, sino también en el deterioro de los manglares y los otros seres vivos que en él habitan. Resulta una gran irresponsabilidad continuar creyendo que la basura que se ha acumulado en el lugar, se la llevará la próxima lluvia. Esta es una creencia de los habitantes de las laderas. Mucha de esta basura se queda estancada en las raíces de los manglares. Las raíces son hábitat de cangrejos, peces, caracoles y aves marinas entre otros. Este animales también resultan muy afectados, incluso muren por la ingestión del plásticos que confunden con comida, o enredados en bolsas plásticas que causan su muerte.

Menciona una de las autoridades del lugar, que es muy común que las personas viertan su basura al canal lanzándola desde el puente. Esta acción la realizan porque como la basura ya no es visible, las personas creen que desaparece. A causa de ello han sido consignados y se les han sancionado con multas, lo que en alguna medida ha ayudado a disminuir este tipo de acciones.

Sin embargo, el problema persiste. Para resolver esta problemática se requiere de un esfuerzo conjunto de las autoridades del lugar, en programas de Educación Ambiental que se realicen permanentemente tanto a nivel formal como informal. Se requieren también la implementación de sistemas modernos de manejo de desechos que faciliten el proceso e incentive adoptar nuevos hábitos, alternativas viables para frenar el consumo de desechables y desincentivar el uso de los mismos, incluso su prohibición definitiva.

Es lamentable que esta misma escena se repita en todas partes y también a nivel mundial. La basura acumulada en grandes cantidades se ha convertido en un tema que no cuesta mucho ejemplificar. Sin embargo, se ha estado atacando al problema y no sus causas. Las causas son varias, la creencia de las personas que en general se enfocan en lo visible y en actividades maratónicas de recoger basura. Esto tiene un efecto a corto plazo. A los pocos días vemos de nuevo los lugares en las mismas o peores condiciones, pues los malos hábitos de quienes contaminan no se han corregido.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Como Ecociudadanos realizamos acercamientos con los pobladores, les hacemos notar el problema que esto representa, trabajamos conjuntamente con las autoridades en la medida que nos es posible y proponemos soluciones de largo plazo que pueden ir aplicando en forma paulatina que de resultados más duraderos.

Como individuos ¿qué nos corresponde?

  • Mantener una lista de utensilios de viaje y tener siempre listos en una caja o canasta que nos permita viajar con ellos sin mayor esfuerzo.
  • Si viajamos a estos lugares, llevar nuestros recipientes de Reuso para evitar usar desechables de plástico y duroport.
  • Si compramos alimentos locales preguntar sobre su procedencia, pues algunos podrían estar contaminados.
  • Al comer granizadas llevar nuestro propio vaso y cuchara o pajilla reutilizable, pues en la venta de estos se generan tres desechos de duroport y/o plástico.
  • Instar a las autoridades a la prohibición del uso de desechables pues esto es uno de los residuos que más contaminan el lugar.
  • A cada lugar que llegamos solicitar que nos sirvan los productos en nuestros recipientes, platos y vasos de Reuso y hacer ver a los vendedores que esto también es un beneficio para ellos pues les reduce el gasto y les aumenta la ganancia.

Cambiar nuestros hábitos de comportamiento y consumo es muy necesario. Debemos empezar a cambiar los desechables por reutilizables. Esta es una necesidad inminente como responsabilidad individual, para que la oleada de la contaminación pueda ser detenida.

Si deseas más información sobre este y otros temas ambientales, puedes participar en nuestras capacitaciones de Educando Verde y que mantienen toda nuestra filosofía de preservar el planeta. Puedes tener más información en nuestras redes sociales o al correo informacion@ecociudadanos.org

Share Button