21/06/2018 – En 2012 nació ‘Biofase’, una empresa mexicana ubicada en Michoacán, México, dedicada a la fabricación de plástico biodegradable.  Su fundador, Scott Munguía, descubrió que las semillas de aguacate tienen un elemento que puede transformarse en plástico biodegradable o bioplástico.

Actualmente, Biofase genera 130 toneladas mensuales de producto biodegradable, de las cuales, 80 son para exportación y un 40 por ciento son pajillas. Biofase consume para todos sus productos 15 toneladas diarias de semillas de aguacate.

En cuanto a la competencia, Scott Munguía dice que las empresas que hacen pajillas biodegradables generalmente utilizan el maíz, y que algunas llegan a vender la caja hasta mil pesos más caros, y que además los traen de China.

“Un bioplástico tiene que ser sustentable… ¿Cómo uno hace bioplástico de alimento? Tanta gente muriéndose de hambre, hay tanto problema con los costos del maíz que es absurdo e incongruente, y sí es biodegradable, pero no hay que quitarle el alimento a la gente, es como si hiciéramos nuestra ropa de tortillas o de arroz, menos si estás tratando de resolver una problemática ambiental”, indica Munguía.

Su mercado principal es Estados Unidos en el que ha entrado con la marca ‘Avoplant; también exporta a Canadá, Costa Rica, Colombia y Perú.

Share Button