Algunas noches, es más fácil dormir cuando se tiene compañía, pero la naturaleza de esa compañía también hace la diferencia.

01/12/2018 – Un estudio determinó que algunas mujeres duermen mejor si comparten la cama con un perro y no con una persona. Los investigadores de Canisius College en Buffalo, Nueva York, llevaron a cabo una encuesta en línea entre 962 mujeres adultas, en los Estados Unidos de América. Este trabajo lo publicó el diario Anthrozoös.

De los participantes, el 55 % compartía su cama con al menos un perro y el 31 % con al menos un gato. Además, el 57 % durmía con una pareja humana. Habían algunas mujeres que dormían tanto con mascotas como con personas, pero eso no se detalló en el estudio.

Los investigadores encontraron que dormir en la misma cama con sus perros llevaba a las mujeres a tener una mejor noche de descanso, que dormir con otra persona.

“Comparados con parejas humanas, se percibió a los perros que dormían en la cama de su dueña perturbando mucho menos el sueño de su dueña y estaban asociados con sentimientos más fuertes de comodidad y seguridad,” indica el resumen del estudio. “A la inversa, los gatos que dormían en la cama de sus dueñas, interrumpieron el sueño tanto como las parejas humanas y se asociaban con sentimientos de seguridad y comodidad más débiles, que al perros y al humano.”

El estudio también determinó que los propietarios de perros, generalmente duermen y se levantan mucho antes en comparación de quienes tienen gatos, pero no perros.

Los autores del estudio dijeron que se necesita más investigación para determinar si las percepciones de las propietarias de cómo impactaron sus mascotas su sueño, pero hasta el momento, las propietarias de perros piensan que sus perros las ayudan a dormir, por lo que los dejan quedarse en cama.



Share Button