20/01/2020 – La mayor parte de los perros son seres peludos. Ya sea que tengan pelaje largo o corto, sus cuerpos están mayormente cubiertos de algún tipo de pelaje. Pero aparte de su pelaje, tu perro tiene pelos largos y más gruesos, arriba de su hocico.

Los bigotes de tu perro puede que no sean tan conocidos como los de los gatos, pero también juegan un papel importante en la vida diaria de tu perro.

Los gatos usualmente tienen 12 pelos en filas bien formadas, una docena a cada lado de su cara. Los bigotes de los perros no son tan uniformes.

Estos bigotes varían también de perro a perro, dice el experto canino Dr. Stanley Coren, al portal Psychology Today. Usualmente, están a los lados del hocico del perro, con algunos pocos sobre sus ojos. Algunos perros también tienen estos cabellos gruesos arriba de su labio superior, en las mejillas y debajo de la barbilla.

Su propósito:

Aunque los bigotes pueden verse como cabellos más gruesos y duros, tiene un papel muy distinto al resto de cabellos. Los folículos de cada uno de estos cabellos “como de bigote” están llenos de fibras nerviosas, que a su más ligero movimiento, transmiten mensajes al cerebro del perro.

El área alrededor del hocico del perro es particularmente rica en células de Merkel (CM), un tipo especial de células que se encuentra inmediatamente abajo de la epidermis. Las células de Merkel son receptoras de la piel, muy cercanamente vinculadas a las terminales nerviosas. Esto hace que estas partes de la cara de tu perro sean clave para las sensaciones, según un estudio publicado en el portal Investigación en Ciencia Veterinaria.

Estos cabellos faciales juegan muchos papeles, de acuerdo con una investigación publicada en el portal Comunicaciones de Investigación Veterinaria. Ellos pueden jugar también un papel importante en ayudar a tu perro a monitorear el ambiente en que se encuentra, detectando cambios en el viento o en las corrientes de agua.

Coren indica que los cabellos gruesos sobre los ojos son de mucha ayuda, pues si algo interrumpe el flujo de aire o un objeto entra en contacto con ellos, causando que se doblen, el perro cerrará el ojo como reflejo. Esto protegerá el ojo de cualquier posible impacto.

Uno puede ver esta acción al cepillar al perro, al pasar el cepillo de estos cabellos sobre los ojos, instintivamente, se cierran.

Estos cabellos gruesos también ayudan a localizar la comida, dispersar feromonas y mantener una posición recta mientras nadan

Share Button