08/11/2019 – Uno de lo héroes en el asalto al complejo de Abu Bakr al-Baghdadi, en Siria, fue un perro militar entrenado. El perro persiguió y acorraló a al-Baghdadi en un túnel, sufriendo una pequeña herida cuando el líder de ISIS decidiera detonarse un chaleco suicida que llevaba puesto.

En la imagen mostrada en conferencia de prensa (la de arriba), el General de los Cuerpos de Marina de los Estados Unidos de América, General Kenneth McKenzie, Comandante del Comando Central de los Estados Unidos de América, habla en el Pentágono, mientras se muestra una foto de “Conan”. El perro es un perro veterano de 4 años, del programa del Comando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos de América. “Conan” ya ha participado en 50 misiones de combate, indicó McKenzie.

Inmediatamente después del asalto, los oficiales de los Estados Unidos de América insistieron en mantener el nombre del perro en secreto, hasta que regresara a casa. Esta medida, insistieron, era para proteger mucha de la información clasificada en las Fuerzas Armadas Delta, reportó The Washington Post.

El Presidente Donald Trump parece haber desclasificado su nombre, al anunciar en twitter que “Conan” estaría haciendo una visita a la Casa Blanca la siguiente semana. El perro continúa en servicio en el Medio Oriente.

Sobre “Conan”:

El perro es un Malinois Belga, una raza activa e inteligente, usada a menudo en el ramo militar y de refuerzo legal. Al perro se le nombró por el comediante estadounidense Conan O’Brien, reporta Newsweek.

Cuando Conan llegue finalmente a la Casa Blanca, posará para fotografías, pero no recibirá el Corazón Púrpura o una medalla de valor, de acuerdo con el artículo de The Washington Post arriba citado. Los Estados Unidos de América dejó de dar estos honores a perros militares, pues se consideró que desviaba la atención de las acciones heróicas humanas.

Share Button