12/08/2018 – Cuando hablamos de las delicias culinarias que nos ofrece el mar, frecuentemente tendemos a pensar en camarones, langostas, meros o pargos. Otros con gustos un poco más rebuscados se inclinan por preparar el lenguado, por mencionar un ejemplo.

Sin embargo, existen aquellos con gustos más exóticos y arriesgados que han desarrollado el gusto por especies de poco interés comercial, pero con un sabor que puede llegar a conquistar al comensal, al mismo tiempo que ayudamos a la conservación de los recursos marinos. ¿De qué pez estamos hablando? Del PEZ LEÓN.

 

Pez león – Imagen extraida de                                            TierraFertil.com.mx

El pez león es un organismo muy llamativo y altamente depredador que proviene del océano Indo-Pacífico y que es considerado una especie invasora en los arrecifes del Océano Atlántico y el Mar Caribe. Se presume que estos peces llegaron a nuestros arrecifes debido a liberaciones clandestinas en acuarios de Florida, mientras que otros creen que vinieron en las aguas de lastre de los barcos transatlánticos. A pesar que existen muchas teorías, ninguna de ellas ha podido ser probada.

Lo que sabemos con certeza es que estos organismos están acabando con las poblaciones de los peces arrecifales que tienen gran importancia ecológica y comercial en la segunda barrera de arrecifes más grande del mundo: el Sistema Arrecifal Mesoamericano, la cual se extiende desde el Caribe mexicano hasta Honduras, pasando por Belice y Guatemala.

Estos peces representan una gran amenaza para el arrecife. Tienen la capacidad de poner más de 2 millones de huevos durante todo el año, a las crías les toma 1 solo día eclosionar del huevo y comenzar a alimentarse de otros peces, no tienen depredadores naturales en nuestros arrecifes (lo que significa que no hay otro animal que se los coma a ellos), y para dar el jaque mate, tienen una serie de espinas protectoras que tienen veneno en las puntas.

Este mecanismo de defensa les ha permitido colonizar todos nuestros arrecifes y acabar con las poblaciones de peces que son importantes para las pesquerías y para la salud del arrecife. ¡PERO OJO! A pesar de su veneno, el pez es COMPLETAMENTE COMESTIBLE, ya que solo es necesario cortar las espinas dorsales, anales y pélvicas para eliminar sus partes venenosas.

Pez león en arrecife de Motagüilla, Guatemala

Nosotros somos los únicos que podemos contribuir a la reducción de la población del pez león y ya existen organizaciones y personas que están trabajando por erradicar esta amenaza, entérate cómo en nuestra siguiente nota.


Share Button