15/04/2020 – El uso desinfectante de la plata es antiquísimo. El historiador y geógrafo griego Heródoto así lo narra en sus escritos. En ellos cuenta que el Rey Ciro de Persia a donde iba, llevaba consigo recipientes de plata llenos de agua hervida y bebía, sólo de ellos. Desde entonces se sabía que la plata inhibe el crecimiento de los microorganismos.

Según una publicación de la Revista Digital de la UNAM, el único mecanismo de resistencia a la plata que se ha observado, es en bacterias que habitan minas donde se encuentra éste metal. Es por esto que ante la creciente ineficiencia de los antibióticos actuales ante enfermedades infecciosas, cientos de publicaciones científicas se han enfocado al desarrollo de productos que utilizan plata como agente microbicida.

Pero, ¿qué es la plata coloidal?

En pocas palabras, es plata y agua. Más concretamente, minúsculas partículas de plata cargadas eléctricamente, en suspensión. Esto se obtiene de la electrólisis de plata pura en agua destilada. De esta forma, se desprenden partículas microscópicas de plata que se mantienen en suspensión, gracias a la diminuta carga eléctrica de cada una.

.

La Revista Discovery Salud comparte que, según expertos, este minúsculo tamaño aumenta considerablemente la reactividad de la plata con los organismos unicelulares con los que entra en contacto (ya sea bacterias o virus).

La publicación de la UNAM arriba mencionada indica que, imágenes de microscopía electrónica de transmisión muestran daños a la membrana celular y algunos elementos del citoplasma de la bacteria. Aunque aún no se ha podido descifrar si la plata tiene uno o varios blancos de ataque, se cree que su alta reactividad con compuestos de azufre la hace reaccionar con enzimas, las cuales contienen éste elemento, localizadas en la membrana. Dado que la membrana es la responsable de la respiración y del control de intercambio de materiales con el medio ambiente, esto conlleva a que la membrana pierda permeabilidad, la bacteria entonces no es capaz de efectuar procesos de respiración y muere.

Este desinfectante, aplicado en mascarillas:

La mascarilla YG012020 está diseñada para prevenir el contagio de virus como el H1N1, el Covid-19 (coronavirus) y cualquier otro virus de contacto aeróbico.

Ilustración 3D de nanopartículas de plata.

La mascarilla YG012020 es un cubrebocas que, al momento de inhalar, filtra las partículas suspendidas en el aire como bacterias, polvo, virus y otros, y al hacer contacto con las nanomoléculas de plata contenidas en sus fibras, son desactivadas. Esto las que lo convierte en un eliminador de gérmenes, antes de estos entren al sistema respiratorio. Filtra al menos el 95% de partículas de alta concentración.

¿En qué casos se recomienda el uso de la mascarilla YG012020?

Su uso es exclusivo para protección de gérmenes dañinos a la salud y no es recomendable en sustitución de mascarillas industriales, ya que no filtran micropartículas del aire contenidas en el ambiente industrial, ni crean un sello hermético de protección.

Se recomienda su uso en la prevención y reducción de exposición a saliva, secreciones, salpicaduras, aerosoles, etc, que podrían contener patógenos.

Recomendaciones de uso:

Se recomienda utilizar la mascarilla YG012020 en áreas de riesgo y quitar al salir del lugar de exposición. Tiene una vida útil de diez días después de abierto el empaque, siempre y cuando guarde el respirador en su empaque cada vez que lo utilice. No debe colocarse en ninguna otra parte del cuerpo. No debe lavarse, ya que inhibiría el efecto de las nanomoléculas de plata.

En Guatemala puede conseguir las mascarillas con el ditribuidor autorizado al whatsapp 4769 9667 – hay envío a domicilio a toda la república.

Share Button