19/06/2016 – La sequía provocada por el cambio climático que afectó este año el país, provocó una gigantesca cantidad de incendios forestales en el norte del país, especialmente en las áreas protegidas.





Por si fuera poco, la desenfrenada tala ilegal en la selva petenera ha contribuido también a que la cobertura de la selva se haya reducido de un 60 % a un 25% del territorio en ese departamento, en sólo 19 años. Si el cuidado de estas áreas no se mejora, en 20 años sólo habrá potreros.

Aún cuando son áreas protegidas, la poca presencia de autoridades es insuficiente y las que están presentes, han sido incluso secuestradas por los agresores. Un ejemplo, es que a talan árboles de madera preciosa a apenas 2 kilómetros de distancia de las oficinas administrativas del Parque Nacional Tikal:

Muchas más noticias nacionales AQUÍ y nuestro resumen general de noticias AQUÍ.




Share Button