09/01/2018 – Aparentemente ni el desierto del Sahara se escapa del invierno. En el pueblo algeriano de Ain Sefra cayeron 32 centímetros de nieve, cambiando el paisaje del anaranjado normal a un cielo blanco.  Según Forbes, la nieve en el desierto se debe a los sistemas de alta presión en Europa, que empujaron los sistemas fríos más al sur de lo que usualmente hacen. La masa de aire frío llegó al pueblo rodeado de las Montañas Atlas y comenzó a nevar el 7 de enero.

No fue posible usar los vehículos, no adecuados para este clima totalmente ajeno al usual, pero los niños del lugar jugaron con la nieve por primera vez en sus vidas, algo que muy probablemente no suceda en mucho tiempo. Esta es la cuarta vez que neva en Ain Sefra, pueblo que aveces recibe el nombre de “puerta del Sahara”. La primera vez fue en  1979 y las siguientes dos, en 2016 y 2017.



Share Button