01/10/2019 – La era digital ha sido uno de los mayores avances tecnológicos que han venido a generar grandes cambios en el comportamiento habitual de las personas. De igual forma, estos cambios han impactado también a las empresas y la sociedad en general.

Nos hemos ido habituando al uso de las computadoras, celulares, etc. Esto ha llegado al punto donde encontramos incluso lo que se conoce como “el internet de las cosas”. Esto es, y que ya muchos lo estamos utilizando, lo compramos porque nos suple una necesidad inminente.

¿Porque ha sido tan fácil adaptarnos a toda esta cultura digital?

Sin lugar a dudas tiene muchas ventajas. Entre ellas, acortar distancias, pues el internet y la telefonía nos permiten enterarnos de los acontecimientos al otro lado del mundo, incluso en tiempo real.

Hay muchos países que tienen mayor avance tecnológico en el tema de telefonía y servicios digitales. Esto en Guatemala resulta muy oneroso y nos dejan un poco atrás con estos temas. Sin embargo la mayor parte de la población tiene por lo menos un celular.

De acuerdo a estadísticas mundiales, en la actualidad hay 2,659.4 millones de dispositivos. Esto representa el 52% de la población mundial.

¿Cómo es que los dispositivos móviles y computadoras pueden contaminar el medio ambiente?

La información que se almacena en los discos duros, memoria y dispositivos de almacenamiento interno y externo, son básicamente impulsos electromagnéticos. Estos impulsos pueden determinar, a través de uno o cero pueden determinar encendido o apagado y a los más pequeños se conocen como bits. Estos bits son almacenados en diferentes lugares destinados para ello, pero para mantenerlos ahí es necesario utilizar energía eléctrica. Esta energíua en muchos casos suele provenir de fuentes fósiles o energías no renovables y que generan CO2, un gas de efecto invernadero.

En el caso del uso de los celulares y algunas aplicaciones como WhatsApp, que son utilizados por su gran versatilidad y facilidad para compartir imágenes, música y otro tipo de datos, nuestro dispositivo se satura con toda esta información que entra y sale. Lo que sucede es que esta aplicación, como tantas otras, cuenta con su propia estructura de Base de Datos. Esta estructura guarda internamente todos estos datos compartidos, que aunque nosotros la borremos, quedará ahí por siempre.

¿Pero cómo sucede esto?

Cada aplicación cuenta con servidores que están en algún otro lugar del mundo y que guardan toda esta información. Cuando nos referimos a “la Nube”, específicamente son estos enjambres de servidores que se encargan de guardar toda esta información. Para hacer funcionar estos servidores, también se requiere de energía eléctrica, cuartos acondicionados con temperatura que prevenga el sobrecalentamiento de los mismos y sobre todo que también genera CO2.

En el caso del Internet, es uno de los grandes legados para la humanidad, dejado por Sir Timothy “Tim” John Berners-Lee. La World Wide Web, extendida hacia millones de usuarios alrededor del mundo, cada vez genera más interacción de datos y es así como servicios como Google, que almacena grandes cantidades de datos, requiere usar múltiples servidores para realizar esta acción. Para esto, aproximadamente hace unos 6 años decidió designar servidores por país, pues al tener unificada su información en un solo lugar, su acceso se volvía ineficiente y además peligraba la centralización de los datos. Otra medida que ha tomado es la utilización de energías renovables para mantener conectados sus servidores y disminuir la generación de CO2

Al interactuar todos estos servidores, se genera una gran cantidad de impulsos electromagnetismo al rededor del mundo. Esto no lo notamos, pero está ahí, generando energía y por lo tanto CO2, que también va a la atmosfera de nuestro planeta. De acuerdo a Google, en la actualidad hay 4388 millones de internautas, lo que representa un 58% de la población mundial, dato al 21 de enero de 2019

Pero el tema de la sobre generación de datos no queda ahí. También cuando enviamos un correo electrónico estamos causando este mismo efecto. A pesar que la mayoría de la población que requiere el uso de herramientas tecnológicas se ha ido adaptando al uso de las mismas, lo ha hecho en forma empírica. Esto propicia su uso inadecuado y genera una gran cantidad de errores y contaminación.

Uno de los más comunes es cuando vemos que un correo electrónico dirigido a un grupo las direcciones electrónicas en la parte de CC (con copia a) y luego todos responden con la opción Replay to All (Responder a todos). Esto hace que el correo electrónico se reproduzca exponencialmente, lo cual genera una gran cantidad de basura digital. Esta basura se genera porque estos mensajes jamás son borrados de los servidores del servicio de internet. Aunque nosotros los eliminemos de nuestras cuentas, tal como ocurre con las aplicaciones como WhatsApp, las consultas en Google y demás aplicaciones gratuitas, estos utilizan servidores en la nube para mantener copias de resguardo.

En conclusión:

Como podemos notar, es necesario contar con una mayor educación digital que nos permita que esta nueva cultura de unos y ceros sea más responsable con el medio ambiente. Hay varias cosas que podemos hacer para lograrlo, alguna de ellas son:

  • Cuando enviemos un correo como respuesta verifiquemos responder únicamente al o la personas interesadas.
  • Cuando es un correo de respuesta borrar la parte del mensaje original y dejar únicamente la información importante de la respuesta.
  • Si es un correo nuevo, evitar responder en el correo entrante, generar uno nuevo.
  • Eliminar correos basura (SPAM) y activar en anti SPAM de las aplicaciones para evitar recibir mensajes, correos y datos innecesarios en general.
  • Ser más selectivos con lo que mantenemos en nuestros computadoras, hacer limpieza y BKP constantemente, pues las computadoras lentas, también generan mas cantidad de CO2 y consumo de energía.
  • En las aplicaciones móviles, procurar no enviar archivos voluminosos.
  • también activar la opción de descarga para evitar recibir cosas que no deseamos
  • Si nos es posible, adaptar fuentes de energía renovable en nuestras casas para disminuir el consumo energético fósil.
  • Cuando enviemos información como imágenes o gift es mejor hacerlo en baja resolución.
  • Evitar generar SPAM con “noticias” de dudosa procedencia o “virales” que propician la sobre generación y saturación de las redes de transmisión y espacio de los dispositivos.

Como podemos notar, el uso de la tecnología digital, a pesar de ser beneficiosa, también contribuye al deterioro de nuestro medio ambiente. Sin embargo, su efecto puede ser minimizado si somos más responsables con su buen uso y dejamos de generar datos innecesarios utilizando correctamente las aplicaciones que cada vez son más.

Hay muchas formas en las que como individuales podemos tomar acciones más positivas y disminuir con ello propiciar más contaminación y calentamiento global. Ser cada día un mejor Ecociudadano es responsabilidad de todos. Si deseas participar en nuestras actividades de Educando Verde y EcoTrips e informarte más sobre estos temas puedes contactarnos a informacion@ecociudadanos.org o a nuestras redes sociales que aparecen abajo.

Share Button