11/04/2020 – En nuestros últimos posts hemos hablado del manejo de residuos y desechos sólidos, para prevenir la contaminación en nuestras playas y mares.  Sin embargo, con el brote del COVID-19 y las acciones que los Gobiernos están tomando para prevenirlo, ha nacido un nuevo problema para nuestros océanos: LOS DESECHOS BIOINFECCIOSOS.  Pero antes de entrar en detalle, conozcamos qué son…

.

Son desechos bioinfecciosos todos aquellos desechos impregnados con sangre, secreciones y otros fluidos de pacientes y animales, originados durante las diferentes actividades de atención a la salud, procedimientos de diagnóstico, tratamiento e investigación que contienen agentes microbiológicos con capacidad de causar infección y efectos nocivos a los seres vivos expuestos a ellos y al ambiente (Se incluyen los desechos infecciosos, punzo cortantes, patológicos y los sólidos comunes que han estado en contacto con los bioinfecciosos).

Ahora bien. Luego de la creciente demanda de las mascarillas y guantes de látex para prevenir la expansión del virus (COVID-19), se comienzan a ver noticias, a nivel mundial, de cantidades alarmantes de estos desechos en playas y otros ambientes naturales de todo el mundo.  Por esta razón te recomendamos lo siguiente para disminuir tu impacto:

  • Si no estás en contacto directo con personas infectadas, intenta utilizar mascarillas de telas libres de fibras no degradables.  Si bien, estas no te protegerán al 100% (como lo haría una mascarilla N-95), estas ayudando a prevenir el egreso/ingreso de fluidos a tu nariz/boca.  Recuerda lavarla cada vez que regreses a casa y desinfectar apropiadamente (REUTILIZA).
  • Si estas usando otro tipo de mascarillas (principalmente si son desechables), asegúrate de NO TIRARLAS JUNTO CON TUS DESECHOS COMUNES.  Coloca todos tus desechos bioinfecciosos en bolsas de color rojo o marca tus bolsas con un rótulo legible que diga BIOINFECCIOSO.  De esta manera le estarás haciendo saber a los que recogen tu basura, que el contenido de adentro puede ser peligroso para su salud.
  • Aunque es difícil de creer, muchas personas están recogiendo y lavando mascarillas para revenderlas.  Si vas a descartar una mascarilla, córtala en pedazos y descártala de la forma que te acabamos de recomendar. De esta forma evitas que otros se contaminen (no solo con el COVID-19, sino con otro tipo de patógenos).
  • Por último, REDUCE.  Trata de utilizar este tipo de productos estrictamente cuando sea necesario. Sabemos que esta crisis ha creado algo de alarma en todos, pero si haz estado en casa, tomando las medidas de higiene y sanitización necesarias, estarás bien. 

Cuidemos de todos.  Eso también incluye a nuestro planeta

#QuédateEnCasa

Foto: Eugenia Álvarez.

Share Button