01/03/2020 – Hay suficiente investigación que demustra el vínculo entre la naturaleza y sentirse feliz, pero la mayor parte de esta investigación se ha realizado con adultos.

Ahora, un nuevo estudio publicado por el diario Fronteras en Psicología, deseaba verificar si los niños reflejaban los mismos sentimientos positivos al estar al aire libre.

Para el estudio, los investigadores trabajaron con 296 niños entre las edades de 9 a 12 años, en una ciudad del norte de México. Ellos midieron qué tan conectados estaban con la naturaleza. A los niños se les pidió que disfrutaran actividades como ver animales silvestres y bosques abiertos, escucharan los sonidos de la naturaleza y tocaran animales y plantas.

Los investigadores también midieron las actitudes de los niños hacia comportamientos sostenibles. Esto lo lograron, exponiéndoles a los conceptos de altruismo, equidad y comportamiento pro-ecología en general, para determinar qué tanto estaban de acuerdo con ellos. También involucró actividades como donar ropa usada, ayudar a los lastimados, cuidar el agua y reciclar.

Las declaraciones que tuvieron la mejor conexión con los niños fueron “recojer la basura del suelo ayuda al medio ambiente”, “cuidar a los animales es importante” y “los humanos son parte del mundo de la naturaleza”.

Los investigadores determinaron que los niños que se veían a sí mismos conectados con la naturaleza, eran más proclives a tener comportamientos sostenibles. Asimismo, mientras más conectados estaban con el ambiente y la naturaleza, más probable era que estuvieran felices.

Share Button