11/07/2019 – Se ha vuelto tendencia que los productos cosméticos y de cuidado personal estén elaborados con productos naturales y vengan sin empaques plásticos. Incluso, hay algunos completamente libres de empaque. Más que una moda, es un movimiento enfocado a cambiar hábitos para llevar un estilo de vida más amigable con el ambiente y la salud.

Los productos que han empezado a darse a conocer en Guatemala, son los shampoos sólidos, o también llamados shampoos en barra o pastillas de shampoo. En Amet sabemos que pueden surgir muchas preguntas sobre estos productos:

¿Eso es un jabón?            ¿De qué está hecho?             ¿Cómo me lo aplico?

¿Lavará bien el cabello?       ¿No lo resecará?             ¿Cuánto me durará?

En este artículo, te resolvemos esas dudas y te presentamos los beneficios que estos shampoos brindan y verás que no hay una sola razón para no hacer el cambio.

¿Qué son? ¿De qué están hechos?

Los shampoos en general tienen la función de limpiar el cabello. Lo logran mediante sus ingredientes activos llamados surfactantes o tensioactivos. Estos ingredientes unen el agua con la suciedad y grasa del cabello para que éstos sean eliminados. El ingrediente activo, como los ingredientes adicionales, deben mantener el pH adecuado para evitar dañar el cabello y el cuero cabelludo.

Lo que se debe tener en consideración, es la base y el ingrediente activo del shampoo. Hay productos que se hacen llamar shampoos sólidos y realmente son jabones hechos a base de aceites e hidróxido de sodio (conocido también como soda o lejía), por medio del proceso de saponificación. Este tipo de jabones no están hechos para ser utilizados en el cabello, ya que pueden irritar el cuero cabelludo, resecar y dañar el cabello.

Los ingredientes activos de los shampoos tradicionales comúnmente son el SLS y el SLES. Estos son económicos y generan una gran cantidad de espuma gracias a los sulfatos. Sin embargo, la presencia de sulfatos hace que no solo se elimine la suciedad del cabello, sino también los lípidos naturales de la piel y el cabello. En formulaciones de shampoo líquido, estos ingredientes activos se utilizan en bajas concentraciones, por lo que pueden no generar problemas dependiendo del tipo de cuero cabelludo y tipo de cabello que cada persona tenga.

Tensioactivos en shampoos sólidos:

El ingrediente activo comúnmente utilizado en shampoos sólidos es el SCS. Este es un tensioactivo derivado del aceite de coco, lo cual lo hace más amigable con el ambiente que el SLS. Sin embargo, éste también contiene sulfatos. A diferencia del SLS, el SCS se utiliza en más altas concentraciones para mantener el carácter sólido del shampoo, por lo que se ha relacionado con problemas de irritación del cuero cabelludo, picazón, caspa y resequedad del cabello.

Además, los sulfatos representan un problema de contaminación de agua, por lo que se han impulsado productos de limpieza y cuidado personal libres de sulfatos.

Shampoos sólidos libres de sulfatos:

Los shampoos sólidos que ofrecemos en Amet utilizan como ingrediente activo el SCI, el cual es derivado del coco pero no contiene sulfatos. Por esta razón, representa una alternativa mucho más amigable con tu cabello y con el ambiente. Este ingrediente genera una espuma sedosa y suave con la piel y el cabello, por lo que también es conocido como Baby Foam, y es efectivo en agua dura y blanda. Sumado a esto, todos nuestros shampoos son veganos.

Además del ingrediente activo, los shampoos contienen ingredientes adicionales como aceites vegetales, extractos naturales y aceites esenciales que tienen diferentes propiedades para cada tipo de cabello (Ver sección: ¿Cómo elijo?). Los shampoos que ofrecemos en Amet tienen una base de aceites y extractos que proveen vitamina A, C, E y B5, las cuales nutren, hidratan, suavizan, fortalecen y dan brillo al cabello.

¿Cómo los uso?

Los shampoos sólidos son super prácticos. Hay dos formas de aplicarlo:

  1. Frotar la pastilla en las manos para generar la espuma y luego aplicar la espuma al cabello.
  2. Frotar la pastilla directamente sobre el cabello para hacer espuma. 

Nosotros recomendamos la segunda forma, ya que aprovechamos toda la espuma generada y los ingredientes tienen mayor contacto con el cabello. Además, al frotar la barra en las manos puede que hagamos más espuma de la necesaria, gastándonos más producto.

Al ya tener un poco de espuma en el cabello, es suficiente para seguir frotando el cabello y el cuero cabelludo de forma normal. Es importante que se masajee el cuero cabelludo para promover la circulación sanguínea, lo que ayuda a regenerar el cabello de forma saludable. Y por último, enjuagar con suficiente agua, asegurando que no queden restos de producto.

Para que el shampoo dure más, es importante que después de usarlo, se retire de la ducha y se coloque en un lugar ventilado para asegurar que se seque. Si se deja dentro de la ducha, el shampoo permanecerá húmedo y esto puede provocar que se desgaste más fácil y rápido.

Hay que tomar en cuenta, que para observar los cambios en el cabello, se requieren de 2-5 semanas. Pocas veces se notan los cambios en los primeros días, ya que realmente el cabello está pasando por un proceso de desintoxicación de los químicos utilizados en los shampoos tradicionales y al cabello le toma tiempo re-acostumbrarse a su estado natural.

¿Cuánto duran?

La mayoría de fabricantes de shampoos sólidos indican una duración aproximada de sus productos. Solo son aproximaciones ya que la duración del producto depende del largo del cabello, de la cantidad de cabello, de la cantidad de espuma con la que el usuario le guste lavarse (aunque no se necesita mucha), etc. Además, la duración de un producto del mismo tamaño (peso) puede variar de un fabricante a otro, debido a su formulación.

Sin embargo, en general, podemos decir que se gasta aproximadamente 1 gramo de producto por cada lavada. Con esto ya puedes tener un estimado de cuánto te durará una pastilla, dependiendo del peso del producto que te estén ofreciendo. Por ejemplo, si una pastilla tiene 50 gramos y te lavas el cabello en días intercalados, esa pastilla te puede durar alrededor de 3 a 4 meses.

¿Cómo elijo?

Para elegir un shampoo sólido, primero debes conocer el tipo de cabello que tienes. Hay marcas que ofrecen un único shampoo para todo tipo de cabello, y ofrecen variedad de aromas. Puede que esos shampoos te sirvan, pero si tu cabello sufre de condiciones específicas como: resequedad, grasa, caspa o caída, lo ideal es encontrar un tipo de shampoo específico para cada tipo de cabello.

En Amet ofrecemos por el momento 4 tipos de shampoo para brindar soluciones específicas:

  • Citrus therapy. Shampoo de cúrcuma y cítricos especial para cabello graso y para combatir la caspa. Este shampoo contiene aceites vegetales similares a los que el cabello produce naturalmente, los cuales ayudan a regular la generación de grasa del cabello.
  • Floral rise. Shampoo para cabello seco, que contiene una combinación de geranio, jazmín y jamaica, especial para hidratar y regenerar el cabello dañado.
  • Cinnamon blossom. Shampoo con una combinación de canela y clavo que previenen la caída del cabello, y aceites vegetales y esenciales que promueven su crecimiento.
  • Rosemary boost. Shampoo con una combinación de romero, menta y clavo, que previenen la caída del cabello, y aceites vegetales y esenciales que promueven su crecimiento, enfocado a hombres.

Beneficios de los shampoos sólidos

Los shampoos sólidos son una alternativa que ofrece muchísimos beneficios:

  • Reducen el consumo de plástico y la generación de residuos. Los shampoos sólidos vienen sin empaque plástico e incluso algunos completamente libres de empaque.
  • Mejoran la salud del cabello. No contienen químicos dañinos como fragancias sintéticas, parabenos, sulfatos, siliconas, etc. Los ingredientes son naturales y ayudan a promover la circulación sanguínea del cuero cabelludo.
  • Reducen la contaminación del agua. Los shampoos que Amet ofrece, no contienen sulfatos, por lo que contribuyen a la reducción de la carga contaminante de las aguas residuales.
  • Son más prácticos. Por ser compactos, son fáciles de aplicar con la mano y fáciles de transportar. Incluso al viajar, se puede llevar en la maleta de mano sin ningún problema.
  • Larga duración. Al estar el ingrediente activo en estado sólido, éste es más concentrado, por lo que aumenta su duración y uno no se ve en la necesidad de comprar shampoo tan frecuentemente.
  • Económicos. Una barra de shampoo de 50 gramos elaborada a base de SCI, dura aproximadamente 50 lavadas y puede costar alrededor de Q90-Q100.

Lanzamiento

Estaremos haciendo el lanzamiento oficial de estos shampoos este 20 y 21 de julio en el Eco-Market de Condado Concepción. Está atento a las publicaciones de Amet Guatemala donde se darán a conocer las ofertas que tendremos para las fechas de lanzamiento.

Share Button