Este estudio confirma lo que los dueños de gatos han sospechado por siglos: el gato sí entiende cuando se le llama, sólo que no le importa.

09/08/2019 – Si alguna vez sospechaste que su amigo felino no te pone atención, estás en lo correcto, hasta cierto punto. Estos estudios comprueban que la verdad puede ser más cruda.

Investigadores japoneses quería comprobar si los gatos podían reconocer sus nombres, por lo que pusieron a prueba a varios felinos. A estos gatos los expusieron a varias llamadas de humanos, incluyendo sus propios nombres, adjetivos generales y nombres de otros gatos.

El estudio lo publicó la revista Scientific Reports (Reportes Científicos, en español). La publicación cuenta que los gatos que viven como mascotas, pueden distinguir sus nombres de adjetivos generales y de los nombres de otros gatos que vivan en la misma casa. Pero en general, es poco probable que hagan algo al respecto. La investigación se llevó a cabo principalmente en el laboratorio del profesor Toshikazu Hasegawa de la Universidad de Tokyo, junto al Doctor Atsuko Saito, autor de la misma. El Doctor Saito es profesor asociado de la Universidad de Sofia, en Tokyo, de acuerdo con el portal Eureka Alert, (Alerta Eureka, es español). Ambos comprobaron la teoría en un café.

El objetivo de estas investigaciones era determinar si los gatos entienden y distinguen voces humanas – y sí lo hacen. Los simios, delfines, pericas y perros pueden distinguir y comprender algunas palabras emitidas por los humanos. Pero como ya saben todos los dueños de gatos, ellos hacen las cosas a su manera.

“En comparación con otras especies, los gatos no son tan sociales. Los gatos interactúan con los humanos cuando ellos quieren,” dijo Saito.

Fingen no escuchar:

Una investigación previa a esta, realizada por miembros del mismo equipo, determinó que los gatos que viven como mascotas sí reconocen las voces de sus humanos dueño. El resultado, fue el mismo: ignoraron el llamado.

Los científicos observaron a 20 gatos domesticados en sus casas, durante 8 meses, para monitorear cómo respondían a distintas voces, tanto de extraños como de sus dueños.

El portal Animal Cognition (Cognición Animal, en español) publicó el estudio, el cual determinó que entre 50 % al 70 % de los gatos movían la cabeza al sonido de su nombre. En este mismo ejercicio, el 30 % movió las orejas al llamado de su nombre, reacciones típicas a escuchar cualquier sonido.

Sólo el 10 % de los gatos respondieron al llamado maullando o moviendo sus colas.

En otras palabras, tus gatos te escucha, pero simplemente no les importa reaccionar.

Las respuestas fueron bastante similares cuando el llamado provenía de extraños. Sin embargo, las respuestas fueron “más intensas” con la voz de sus humanos dueños. Esto indica, según los investigadores, que sí cuentan con una relación especial con las personas con quienes conviven.

Share Button