29/04/2020 – Todos los años la temporada de incendios forestales arrasa con miles de hectáreas de bosque en Petén, donde se encuentra la Reserva de Biosfera Maya, el área protegida más grande del país. Esta enorme reserva, que representa una quinta parte del territorio nacional, está resguardada en su mayoría gracias a la protección que las concesiones forestales comunitarias le dan, manteniendo libre de incendios la Zona de Usos Múltiples.  

.

Las organizaciones comunitarias, que administran 500,000 hectáreas de bosque en la reserva, operan una Red de Monitoreo en la que jóvenes de 17 organizaciones forestales, realizan labores de prevención y control de incendios por medio de drones y Sistemas de Información Geográfica (SIG), ejecutando anualmente más de 1,000 misiones de patrullaje.

Red de Monitoreo:

El trabajo de la Red de Monitoreo comunitaria es una de las principales razones por las cuales las áreas concesionadas, agrupadas en la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP), mantienen un record de incendios de 0.1%. Esto es un contraste con las áreas protegidas, en las que los incendios provocados se vuelven más difíciles de controlar cada año.

La Red de Monitoreo da apoyo al Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) para liquidar de la mejor forma posible los incendios activos. Este año el acompañamiento técnico de los jóvenes de ACOFOP se ha dado en varios incendios de gran magnitud. Entre ellos, varios en la Laguna del Tigre, San Miguel La Palotada y La Corona.

Los datos obtenidos de los sobrevuelos con drones, mediciones de geolocalización y las imágenes térmicas satelitales proporcionadas por NASA se utilizan para determinar las opciones disponibles para que las brigadas de bomberos puedan atender la emergencia de la manera más segura posible.

Las comunidades dependen del bosque y viven en él, por esta razón se han convertido en las principales protectoras de la Reserva de Biosfera Maya, invirtiendo fondos en la capacitación de sus jóvenes para modernizar el control territorial, garantizando la preservación de miles de hectáreas de bosque.

Los contratos de concesión de las comunidades comienzan a vencer este año, dejando en una situación de vulnerabilidad la certeza legal que le permite a ACOFOP mantener su programa de monitoreo territorial y continuar actuando como un escudo protector para la Zona Núcleo de la Reserva de Biosfera Maya.

.

Para más información acerca de las comunidades forestales de Petén visite www.acofop.org

Share Button