14/11/2018 – La ciudad cementerio recién descubierta en Saqqara, al sur de el Cairo, reveló una obsesión por los gatos, como pocas ciudades egipcias. Esto es lo que los arqueólogos han descubierto al abrir varios sarcófagos, pues en lugar de restos humanos, encontraron docenas de gatos. A la par de estas momias gatunas, las tumbas presentaban también al menos 100 estatuas bañadas en oro de catos, así como un modelo en bronce del dios gatuno Bastet.

Pero el sitio, el cual comprende siete tumbas – cuatro de las cuales se presumen se construyeron entre 2,686 A. C. y 2,181 A. C., no es sólo para los amantes de los gatos. Los científicos también encontraron dos escarabajos grandes totalmente momificados, en muy buenas condiciones. “Los escarabajos momificados es algo realmente único. Es algo un poco raro”, indica a Reuters Mostafa Waziri, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.

Y, una vez baje el polvo, una gema aún más preciosa espera a los arqueólogos. El equipo encontró la puerta de otra tumba en la necrópolis – una sellada, sugiriendo que su contenido está intacto. Los arqueólogos esperan abrirla en las siguientes semanas.

El gobierno egipcio espera que toda esta intriga haga resurgir la industria del turismo en el país, que desde que el ex presidente Hosni Mubarak fuera derracado, prácticamente desapareció.



Share Button