10/10/2019 – En Corea del Sur, existe una ciclovía con páneles solares como cubierta, para que ésta no sólo tenga protección del sol, sino que genere energía con ello. La ciclovía tiene un poco de 32 kilómetros de largo y une Daejeon y Sejong, según Fast Company.

Los ciclistas se unen y salen de la ciclovía a través de túneles bajo la tierra. Una vez que están en ella, cuentan con barras protectoras de los tres carriles, de cada lado. Aunque no provee vistas muy turísticas, sí ofrece protección solar. Los páneles solares proporcionan suficiente electricidad para proveer para el alumbrado público de toda la ruta, así como para varias estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Esta no es la primera ciclovía del mundo. “SolaRoad” en Holanda costó 3.7 millones de dólares y tiene 70 metros aproximadamente de longitud. La diferencia es que aquí, los ciclistas van sobre los páneles solares, no debajo de ellos.

Share Button