09/12/2019 – Aproximadamente 60 osos polares están en los alrededores de la región rusa de Chukotka. Los osos no pueden abandonar el lugar, pues no hay hielo marino al cual subirse y continuar cazando focas, informa la oficina en Rusia de la organización WWF.

Tatiana Minenko, responsable de patrullas de WWF en esa zona, indica que el número de osos recién llegó a 60, agregando que “casi todos están delgados. Hay animales adultos y jóvenes, incluidos cachorros de diferentes edades, con sus madres.”

Ante esta situación, las autoridades rusas del lugar cancelaron todas las actividades culturales y deportivas, para evitar cualquier encuentro entre los osos y los humanos.

El mes pasado varios científicos rusos ya habían advertido que el cambio climático ha dañado el hábitat de los osos polares, por lo que su única opción ha sido incluir plástico en su alimentación.

Share Button