16/11/2019 – Hace algunas semanas, comenzamos a realizar patrullajes en las costas del Puerto San José, conjuntamente y como colaboración al fundador el Tortugario Marino del Pacífico y las personas que le apoyan en este proyecto . Esto, con la intención de poder rescatar los huevos de Parlamas que en esta época desovan en esas playas.

Como resultado de estas acciones, en dos ocasiones varios Ecociudadanos pudimos tener la dicha de observar este increíble acontecimiento y poder colaborar para el rescate de los huevos. Este grupo de entusiastas porteños no tuvo tregua y realizo múltiples patrullajes hasta lograr que varias personas, colaboraran donando sus huevos al tortugario.

Se lograron contabilizar más de 1,400 huevos, colectados en diferentes fechas. Por lo tanto, eclosionarán durante los siguientes meses en un aproximado entre 45 a 48 días, dependiendo de la temperatura de la arena. Es una ardua tarea salir todas las noches a vigilar en la oscuridad, lograr identificar una tortuga saliendo del mar y luego cuidarla hasta que concluye en desove y vigilar que regrese sana y salva al lecho marino.

Despertar al día siguiente con desvelo, ojos cansados y hasta dolor de cabeza son algunas consecuencias de esta labor, desconocido para muchos. Quienes hemos colaborado, consideramos que vale la pena con tal de apoyar para la preservación de la especie. Realizar esta actividad todos los días es una labor realmente loable, para quienes lo hacen únicamente con el afán de proteger a las tortugas.

Aunque la mayoría de quienes se dedican a “parlamear” lo hacen con fines de vender los huevos y conseguir beneficio económico, los integrantes del tortugarios lograron que contribuyeran con un 20% de acuerdo a la ley de CONAP, y donaran huevos para que por lo menos nazcan algunas. En la realidad, la naturaleza necesita del 100% para preservar la especie.

Una excelente noticia fue enterarnos que los 101 huevos que pusiera la tortuga identificada una de las noches de nuestros patrullajes, recientemente eclosionaron y los neonatos fueron liberados exitosamente.

Cuidados para liberar tortugas marinas:

El índice de mortalidad de las tortuguitas es muy alto, pues no solo se ven expuestas a depredadores terrestres si no también marinos. Es por esto que realizar la labor de liberación requiere se tomen en cuenta las siguientes medidas:

  • Cuidar y vigilar las fechas de los próximos nidos a eclosionar.
  • Liberar a las tortuguitas recién nacidas lo antes posible.
  • Evitar manipular a las tortuguitas pues son bebes recién nacidas y nuestras manos podrían estar llenas de gérmenes, aceites o químicos que las pueden dañar.
  • Si se realizan liberaciones hacerlas lo más rápido posible, evitar estar tomando fotos y manipularlas pues esos minutos son valiosos para la supervivencia de las tortuguitas.
  • Es muy importante recalcar si se hacen grupos de visitantes que lo más importante es la supervivencia de las tortuguitas (neonatos) y no las fotografías, pues ello podría desorientarlas particularmente si se utiliza flash para tomarlas o se demoran en realizar esta actividad.
  • No dejarlas en guacales con agua durante horas antes de liberarlas, pues cuando nacen por instinto buscaran caminar hacia el mar para poder internarse en él.
  • Utilizar recipientes con arena si etas nacen durante el día y poder liberarlas a la caída del sol.
  • El tiempo que permanecen en cautiverio están esforzándose por avanzar lo que les hace perder energías y al liberarlas no tendrán suficiente fuerza para alcanzar su destino o serán presa fácil para los depredadores.
  • Al soltarlas, evitar que sea en hora donde la arena ya está caliente, es mejor lo más temprano en la mañana
  • En las siguientes direcciones hay más a detalle información valiosa de cómo deben ser manipuladas en la liberación y también porque de la importancia de su cuidado de acuerdo a guías elaboradas por ARCAS y UICN.

En la medida en que todos nos involucramos y nos informamos sobre la importancia de la supervivencia de otras especies estaremos contribuyendo a que se mantenga la biodiversidad. Todas las especies juegan un papel muy importante y en este caso, las tortugas de Parlama, Baule y Carey están en grave peligro de extinción.

Si deseas participar en la liberación de tortuguitas y colaborar a la mejora del Tortugario Marino del Pacifico, entérate de nuestras actividades e informarte más sobre estos temas de Educación Ambiental y programas de Educando Verde y voluntariado puedes contactarnos a informacion@ecociudadanos.org o a nuestras redes sociales que aparecen abajo.

Share Button