02/02/2021 – El jaguar (Panthera onca) es conocido por su pelaje amarillo con manchas oscuras, únicas por individuo. El jaguar habita hoy en día en hábitats boscosos de Sur, Centro y Norte américa y es el felino más grande de este continente. Hoy en día, la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación lo cataloga como “casi en peligro”.

Hoy en día, un 46 % del área que solía ser su hábitat está destruída. La mayor parte de esta área es ahora pastizales, está deforestada o el uso del suelo ha cambiado.

Estos son tres datos del jaguar que posiblemente no sepas:

.

1. El jaguar tiene la mordida más fuerte relativa al tamaño:

Estos felinos tienen un cuerpo robusto y una cabeza considerable, lo que les permite lanzar una mordida mucho más poderosa que otros felinos, tomando en cuenta su tamaño. Varios estudios que han comparado la fuerza de las mordidas de 9 especies de felinos distintas, comprobaron que aunque la mordida del jaguar es un tercio de fuerte que la de un tigre, su fuerza es mucho mayor al considerar su tamaño. Es decir, que si el tigre pudiera lanzar una mordida tan fuerte como la de un jaguar, sería el triple de poderosa.

2. El jaguar disfruta nadando:

A diferencia de la mayoría de felinos, a los jaguares no les molesta en absoluto el agua. Esta especie es muy buena nadadora, lo cual es una ventaja porque sus hábitat suelen tener muchos cuerpos de agua.

3. Los jaguares negros son comunes:

Como resultado de un solo alelo dominante, cerca del 10% de jaguares han evolucionado a ser negros. Un estudio que se completó en 2020, encontró que el 25% de jaguares que viven en la zona boscosa de Costa Rica cuentan con la cantidad suficiente melanina, para considerarse “negros”. Aunque realmente estos jaguares no son negros, pues las manchas pueden observarse a cierta distancia y con cierto ángulo, es como se les llama a simple vista.

El jaguar habita en la Biósfera Maya guatemalteca, en el departamento del Petén. Aún cuenta con un pequeño hábitat que todos los guatemaltecos debemos atesorar.

Share Button