15/04/2016 – La Maratón de Atitlán se corre mañana sábado y ya es un evento deportivo no sólo desafiante, sino absolutamente recompensante por los espectaculares paisajes que se pueden observar. Tuvimos la oportunidad de hacerle estas tres preguntas a su comité organizador:





¿Qué quiere decir que Corramos por el Lago sea un evento sin ánimo de lucro?

Quiere decir que no es un negocio, que no hay ganancias. Pero también quiere decir que evitamos comercializar el evento minimizando la presencia del mercado, de las marcas y de los patrocinadores.

10376162_603573293088247_5346427561077339474_n

Eso tiene su precio pues generalmente los patrocinadores hacen aportes a cambio de publicidad. Por tanto, la Maratón de Atitlán cuenta con fondos limitados y somos cuidadosos con los gastos. Nuestro presupuesto es de alrededor de Q120 mil para cubrir las condiciones básicas de las pruebas: meta con registro electrónico de tiempos, jueces oficiales, hidratación, medallas, trofeos, camisetas, medicinas, coordinación y dirección técnica. Hay otros gastos menores que complementan el voluntariado de médicos, bomberos y policías, lo mismo que el de jóvenes que apoyan la hidratación y la orientación de los corredores a lo largo de la ruta.

El grueso de los costos reales lo cubren nuestros patrocinadores (por ejemplo, Banrural apoya con los trofeos y medallas y Agua Cielo con la hidratación), lo mismo que los voluntarios locales que coordinan y apoyan la organización. Las donaciones de premios por parte empresarios generalmente igualan o superan los costos de la carrera. Y además contamos con empresarios de radio y TV que apoyan sin costo la causa del Lago.

Por eso es que no hay pantallas grandes a lo largo de la ruta con datos de los corredores en vivo y en directo, ni vallas, impresiones, tarimas de premios, conferencias de prensa, publicidad en las redes, invitaciones con todo pagado–pasajes, hoteles, alimentación– para los corredores de élite nacionales e internacionales, premios en efectivo, etc. que representan un alto costo en las carreras que son negocio. Así por ejemplo, en la Maratón de Cobán o en la media Maratón de Xela, los costos fluctúan entre Q1 y Q2.3 millones, en su mayoría cubiertos por los patrocinadores que se encargan de visibilizar sus marcas al extremo.

Los patrocinadores se ajustan a ser poco visibles y apostarle a la causa del lago. Su apoyo se ha ido ajustando a estas condiciones y por ahora su aporte cubre parte de los gastos básicos. La otra parte la suele cubrir las inscripciones de los atletas. Eventualmente podremos contar con mayores aportes de patrocinadores pero el propósito no es generar fondos para proyectos ambientales sino crear consciencia sobre la situación del lago y lo que se está haciendo para tener un Atitlán Azul.

1917053_813635865415321_5364476474338302249_n

¿Qué destino tiene los fondos excedentes de la carrera?

Después de cubrir los costos de la carrera, cuando ha habido excedentes estos se han destinado a proyectos de saneamiento ambiental. Para eso se tiene una alianza con los Rotarios que han llegado a quintuplicar los fondos para programas de sanitarios ecológicos, estufas eficientes y reforestación en la cuenca.
Si tenemos excedentes en este año, estos mismos programas se volverán a apoyar.
Lo generado por el evento deportivo (donaciones, patrocinios, inscripciones) y los costos de la carrera son auditados y publicados cada año.






¿Qué hace diferente y novedosa este evento deportivo?

Estas carreras son un desafío por las características del terreno, especialmente en la Maratón donde hay un ascenso de 600 m sobre un tramo de 5K. Pero son más que unas carreras exigentes por un recorrido, son una estupenda oportunidad de apreciar los paisajes más espectaculares y bellos de Guatemala.

Pero también son pruebas para principiantes, para niños y para corredores ocasionales que quieren apoyar la causa de un Atitlán Azul. Y es que las carreras son sin ánimo de lucro, son un desafío sin marcas personales, son la prueba dura por el gusto de hacerla. Corramos por el Lago resume la causa ambiental y el reto personal de este evento.

10421513_603567963088780_1053445037961023656_n

Y tal vez sea el hecho de que estas carreras no son un negocio y los participantes encuentren que es posible correr, asumir un desafío y gozar la compañía de otros que creen y se identifican con algo más grande que cada uno de ellos, lo que las ha colocado firmemente en el imaginario de los atletas de Guatemala. Como siempre, los participantes van a recibir una cálida bienvenida y tener alojamientos con descuentos y poca congestión.

Sigue el desarrollo de la carrera en su página de facebook.

Alberto Rivera
Comité Pro-Maratón de Atitlán

Entérate de más proyectos positivos haciendo CLICK AQUÍ.




Share Button